Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
Colombia > Una fotocopia de "El Juli "

Una fotocopia de "El Juli "

Publicado por Mauricio Sepúlveda el 17/8/2010
Una fotocopia de "El Juli "
[Mauricio Sepúlveda] Con casi lleno en los tendidos se celebró la tercera novillada de la temporada de verano en Bogotá. Se lidiaron novillos de Armerías, bien presentados, fue la novillada más seria de las tres lidiadas, pero sus ejemplares no se prestaron al lucimiento.

El segundo tuvo genio y el torero se lo potenció.

Guillermo Valencia: Palmas y oreja.

Carlos Lárraga: Palmas y vuelta.

El rejoneador Mauro Andrés: Silencio.

___________

Guillermo Valencia volvió a mostrar que es ya un torero, con una cabeza privilegiada que funciona más rápido de lo que muchos creen, ve fácil a todos los toros, sabe que hacerles, ni se inmuta, las voces en el callejón le son ajenas y lo ve muy claro, es salvando las distancias una especie de Juli colombiano, para lo bueno y para lo malo. Precoz en su conocimiento de terrenos y en su saber estar ante la cara del toro, sorprendente alguna veces, se sabe ganar fácil al público, esta vez fue con unos estatuarios con la planta firme que le salieron bordadísimos, se hace con el toro rápidamente pero luego también resulta tan ventajista como el de Velilla de San Antonio con pases tan despegados y con muchas ventajas que hasta el novel público lo percibió. Si todas sus condiciones las empleara para bien estaríamos hablando de un fenómeno, hoy hablamos de un excelente prospecto del que ya veremos su desarrollo. Si va por el buen camino será referente de la torería nacional. Está mejorando con la espada pero aún es su asignatura pendiente.

Esta vez en su segundo novillo la faena se fue desinflando de a poquito, y fue la fulminante estocada con la que acabó a su oponente la que también ayudó a cortar una oreja. En su primero había estado igual, entendiendo bien al toro pero con demasiadas ventajas en la mayoría de muletazos y por eso al final no hubo petición mayoritaria.

El joven ecuatoriano Carlos Lárraga nos hizo recordar en su primero a su paisano Cruz Ordóñez, todo parecía un deja vu, su mismo vestido en tonos en donde predominaba el catafalco y una actuación desconcertante, el novillo se colaba, pero no podíamos descifrar si era porque él se lo echaba encima, lo hizo desde el capote, o por el peligro del de Armerías, al final fue la suma de las dos cosas. Casi le devuelven el novillo al corral sino es por un golpe de suerte en donde el astado se descabelló el solito antes de que sonara el tercer aviso. De todas maneras el público se puso de su lado, no se si por compasión o por su voluntad.

En su segundo la cosa cambió previo regaño de algún allegado o familiar sumado a que el novillo de este turno fue otra cosa, se pudo estirar, se saco el clavo, y hasta se sintió torero. Respiró. Igual está verde, hubiera hasta cortado una oreja si el toro que había doblado no se levanta cuando percibió que El Piña lo iba a apuntillar. Falló con el descabello y dio una vuelta cariñosa.

El rejoneador Mauro Andrés tuvo una actuación con muy poco por destacar.


Explorar artículos
Artículo anterior Un buen toro de Achury salva el final de la temporada de verano El camino largo y el atajo fácil: Una lección insospechada en los tiempos que corren Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo