Próximos Carteles
Diciembre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Facebook Fan
Noticias > Silverio Pérez a cuatro años de su muerte

Silverio Pérez a cuatro años de su muerte

Publicado por Redacción el 2/9/2010
Silverio Pérez a cuatro años de su muerte
La historia comienza el 20 de junio de 1915 en el poblado de Pentecostés, Municipio de Texcoco, Estado de México cuando nació el quinto hijo del matrimonio formado por Don Alberto Pérez y Doña Concepción Gutiérrez “Chonita”.

Huérfano de padre (1923), de madre (1929), de hermano mayor, Carmelo (1931) se convirtió en cabeza de familia a la edad de 15 años.

Es, a la muerte su hermano Carmelo que decide convertirse en torero y el 3 de marzo de 1932, contando con 17 años, torea su primera novillada. En abril de 1935 partió rumbo a España debutando en la Plaza de Toros de Tetuán el 1o. de mayo de 1935 alternando con: Liborio Ruíz, Varelita Chico y con Manuel Rodríguez “Manolete”.
El 24 de junio de 1938 se casó con Ma. De la Paz Domínguez Jimeno “La Pachis” con quien tuvo 6 hijos: Silverio, Silvia, Marcelo

La carrera taurina de Silverio Pérez da inicio tras la muerte en España de su hermano Carmelo, que en realidad se llamaba Armando, quien desafortunadamente el 17 de noviembre de 1929 ante uno de esos llenos que acostumbraba provocar, fue cogido por el sexto toro de la tarde de nombre “Michin” de la ganadería de San Diego de los Padres. Más de un año después de haber sido herido, en enero de 1931 reaparece y es en Guadalajara donde realizó y de donde no regresaría con vida, ya que meses después de su partida y algunas corridas sufre de una bronconeumonía la que se le complica por las lesiones sufridas por la cornada de “Michin”. Muere en Madrid el 19 de octubre de 1931.

Silverio vistió por primera vez un traje de luces en San Antonio Acapuluác, donde lidió novillos de Atenco. También por primera vez lo había de llevar a la plaza de toros su fiel acompañante Jorge “El Gordo Canales”, que hasta el último día de su vida seguiría haciéndolo. La suerte volvió a sonreírle, logrando un triunfo más consistente que le valió, por primera vez la salida a hombros. El 23 de abril de 1933.

Tomó la alternativa en la Plaza de Toreo de Puebla el 6 de noviembre de 1938 de manos del Maestro Fermín Espinosa Armillita y donde alternaría con Paco Gorráez lidiando ganado de La Punta en la que no pudo obtener el triunfo anhelado. El toro se llamó “Estudiante”.

La confirmación de alternativa sería en la Plaza de Toros “El Toreo” de México el 11 de diciembre de 1938. Silverio tenía un gran entusiasmo de presentarse como Matador de Toros ante el público capitalino. Se preparo como nunca, con la firme intención de llegar en estado óptimo, tanto física como emocionalmente a tan importante compromiso. Pero en cuanto se vio en la puerta de cuadrillas junto a “Armillita” y Fermín Rivera, que actuaba como testigo, listos para iniciar el paseíllo, sintió nuevamente el peso, primero el de confirmar la alternativa y segundo el de alternar con dos figuras del toreo. El toro de confirmación se llamó “Vigía” de la vacada tlaxcalteca de La Laguna. Todos sus esfuerzos se vieron nulificados ante el complejo del que no lograba sacudirse, a pesar del ánimo que trataba de influirle “Armillita”.

Y llegó el 31 de enero de 1943 corrida en la que Silverio Pérez esculpiera en oro puro la obra magna de la torería de allá y de acullá vuelve a escribir el Bardo de la Taurina al toro “Tanguito” de Pastejé, ganadería que esa tarde haría su presentación. Vale la pena mencionar que 50 años después, el 31 de enero de 1993, en la plaza de toros México se le rinde un homenaje a Silverio como recuerdo de esa faena inolvidable….., hasta la fecha.
El 14 de febrero de 1943 frente a Lorenzo Garza, Silverio le cuajara al toro “Caraba” de La Punta otra de sus faenas inolvidables. Seguiría “Cocotero” de Torrecillas y “Cirilo” de Matancillas faena que Silverio consideraba como su mejor faena.

Después de quince años de alternativa y solo 36 años de edad, Silverio decide retirarse en definitiva. La campaña fue corta, iniciando en San Luis Potosí el día 1 de enero de 1953, alternando con José María Martorel y Antonio Velázquez. Silverio quería dejar un buen recuerdo por lo que salió decidido a triunfar pero desafortunadamente el ganado salió manso y sin casta, lo que levanto la ira del público, quien al parecer había olvidado que era la última tarde de Silverio en esa plaza, hasta que las notas de “Las Golondrinas” empezaron a escucharse y la reacción de los aficionados fue notable. Olvidaron su disgusto, despidiendo cariñosamente al torero de Texcoco.

Fallece el 2 de Septiembre del 2006, sin su amada "Pachis" que fallece 10 meses antes, pero rodeado del amor de hijos y nietos y del cariño y admiración de la afición taurina de México.

Biografía:www.silverioperez.mx


Explorar artículos
Artículo anterior El imborrable recuerdo del gran Silverio Pérez Puebla y Tlaxcala tendrán corridas del Bicentenario Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo