Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Venezuela > Guillén pide alternativa en estreno de Colombo con picadores

Guillén pide alternativa en estreno de Colombo con picadores

Publicado por Rubén Darío Villafraz el 10/9/2010
Guillén pide alternativa en estreno de Colombo con picadores
[Rubén Darío Villafraz] En el firmamento el cartel se intuía agradable a tenor de los nombres de los novilleros anunciados.

A última hora, se incluiría en el mismo el del jovencísimo torerillo, Jesús Enrique Colombo, toda una promesa, quien le llevan apañado de grandes expectativas.

Ficha del festejo:
Plaza de Toros Coliseo El Llano de Tovar.
Jueves 9 de septiembre de 2010
Novilla de la Feria de Virgen de Regla.
Con poco más de un tercio de plaza, noche ventosa, con presencia de lluvia a partir de la lidia del 4º utrero, se han lidiado novillos de Los Aranguez (Alberto Ramírez Avendaño), bien presentados en su conjunto, nobles en distintos grados rozando incluso la sosería, destacando el pitón izquierdo del 2º. En 6º lugar se corrió un eral de San José de Bolívar (Jerónimo Pimentel), bravo y con recorrido.
Pesos: 340, 383, 365, 337, 385, 230.

Willie Molina Agostini (chaquetilla burdeos). Silencio

Jonathan Guillén (nazareno y oro). Dos orejas

Fernando Labastida (celeste y oro).Silencio

Manolito Vanegas (grosella y oro).Silencio

Tomás Martínez (azulillo y oro). Silencio tras aviso

Jesús Enrique Colombo (grana y oro). Palmas


Incidencias:
Festejo presidido al igual que los restantes festejos por el aficionado Oscar Labrador. *** En la brega destacó la eficacia de José Linares El Yoni. Colombo hacía su presentación con picadores ante el eral de nombre Codicioso Nº 9 de 230 kilos.

____________

Seria y bien presentada la novillada de Los Aranguez. Belleza y armonía en los cinco ejemplares que trajo a la Sultana del Mocotíes Don Alberto Ramírez Avendaño, los cuales dejaron opción al lucimiento en cada uno de las posibilidades y conocimientos de sus lidiadores respectivos.

Abrió plaza el aspirante a rejoneador Willie Agostini, quien sobre sus monturas dejó voluntad y deseos de agradar. La bisoñes de su aún largo camino que tiene por recorrer hizo levantar escasas palmas de los presentes. Tener en cuenta que frente de sí tuvo un ejemplar de escaso celo a las monturas y nulo recorrido.

Jonathan Guillén es uno de los novilleros veteranos del escalafón venezolano actualmente. Y se le nota que los años no pasan en vano, pues de los de a pie, fue el que mejor corrió la mano y se centró con la embestida del noblote animal que cupo en suerte, sabiendo transmitir la emoción que faltaba al animal. Se regodeo en dos series por la zurda de gran merito y belleza, para tras el certero espadazo que recetó, ser premiado con las dos orejas.

El mexicano Fernando Labastida, debutante en esta plaza dejó ver sus credenciales. Finas maneras, en especial con el capote, así como en la muleta diversos pasajes sueltos, se le vio al coleta azteca, quien desafortunadamente lo que tal vez pudo ser una oreja lo emborronó con la espada, tras salirse inexplicablemente de la suerte. Los sucesivos pinchazos dejaron al final en silencio su paso y estreno por Tovar.

Manolito Vanegas es otro de los proyecto de torero a futuro. Gran tercio de banderilla hizo ver el hijo menor de “Fulichan”, para luego en la muleta regodearse por momentos ante la cambiante embestida del utrero. Un poco más de serenidad hizo falta, pero ganas y voluntad no faltaron, que a final de cuenta también es lo que se debe exigir a quienes están comenzando en esta profesión tan dura. El fallo con el acero hizo que se le silenciara igualmente.

El local Tomás Martínez se le ha visto más fuerte en cuanto a su contextura física en comparación al año anterior. Lo cierto del caso, delante del toro se le vio variado, siendo el único de los alternantes que se atrevió hacer quite, por tafalleras. Con la flamula, sobre la mano derecha, serian estos los pasajes más lucidos de su labor, donde al final la espada le jugó mal momento, escuchando un aviso.

Cerró función el debutante con picadores y luces Jesús Colombo, niño torero que durante estos últimos dos años se ha curtido a sazón de la gracia y precoz conocimiento de la lidia. Ataviado en un precioso terno grana, la responsabilidad se le hizo notar al púber torero, pasando con el percal con variedad, no exento del error técnico de recoger los brazos en los lances. Medido el castigo en varas, más como un mero formalismo, en la muleta, por la diestra se granjeó una actuación ovacionada, el cual tuvo su sima, en una serie por la derecha, toreando largo y templado la brava embestida del eral. Una pena que mediada su labor, los nervios y condición del animal le limitaran de mayores florituras. Un pinchazo, antes de dejar un espadazo fulminante, para recibir palmas al final de actuación.


Explorar artículos
Artículo anterior Vulgar oreja de consuelo en la primera corrida de feria Carteles “Chungos” conforman la feria de Tovar 2010 Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo