Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Resultados > Dos orejas para San Román en Juriquilla

Dos orejas para San Román en Juriquilla

Publicado por Jorge Soria el 16/9/2010
Dos orejas para San Román en Juriquilla
[Jorge Soria] En el marco de la celebración de los 200 años del inicio de la independencia de México, el día de ayer, 15 de septiembre, en la pinturera plaza de Provincia Juriquilla, se realizó la tradicional corrida de las fiestas patrias.

Con un clima caluroso y una entrada de poco más de tres cuartos, se lidiaron astados de la ganadería de Marrón, regulares de presentación y de comportamiento desigual, siendo pitado con fuerza el tercero de la tarde.
Partieron plaza los diestros:
Oscar San Román: Oreja y oreja.
Ignacio Garibay: Silencio y oreja.
Pedro Gutiérrez El Capea: Silencio, palmas y silencio.

[b]Incidencias[/b]:
Al finalizar el paseíllo se brindó un minuto de aplausos en memoria del Padre José Morales Flores y el picador Ricardo Pacheco.
Realizó su examen de banderillero el joven Ángel Martín González “Lupillo III”, colocando buenos pares de banderillas a lo largo del festejo.

________________

Se conmemoran dos siglos del inicio de la Independencia de México, y que mejor forma para hacerlo con una corrida de toros, cosa que ya por un buen tiempo en la Provincia Juriquilla se ha convertido en toda una tradición.

El diestro queretano Oscar San Román Inició de buena manera su trasteo con agradables verónicas. Con la muleta el queretano estuvo en plan de agradar como es su buena costumbre, sin embargo, poco a poco el burel se vino a menos, lo que provocó que también bajara de intensidad su que hacer teniendo poco calado en el tendido. Al ejecutar la suerte suprema dejó una estocada delantera y desprendida, con la que cortaría la primer oreja para su cuenta personal.

Con el segundo de su lote también estuvo voluntarioso, consiguiendo varios momentos de lucimiento. Con el trapo rojo, en una faena que por las condiciones del astado fue de más a menos, dejó tres cuartos de espada en las carnes del toro para cortar la segunda oreja.

Ignacio Garibay también estuvo voluntarioso en su lote. Con su primer ejempla tuvo una labor empeñosa, pero por las mismas condiciones del burel no hubo mucha conexión con el respetable. Sin tino con la espada pinchó en dos ocasiones y al tercer intento dejó una estocada entera de efectos rápidos, yéndose el astado al destazadero con todo y orejas.

Con el segundo de su lote, estuvo en plan de agradar con una faena en la que consiguió buenos momentos con la muleta. Dejó la espada en sitio aceptable pero poco efectiva para que doblara pronto el burel, tuvo que echar mano del descabello para pasaportar al toro y posteriormente cortar una oreja.

Por su parte, el diestro español [b]Pedro Gutiérrez El Capea[/b” tuvo un que hacer desconcertante. Saltó al ruedo el primero de su lote, un bicho de poco trapío que no resultó del agrado del respetable, que inmediatamente exigió la devolución del astado, que ordenó el juez. Posteriormente “El Capea” regaló un toro, por lo que se recorrió el lote, saliendo su segundo, lidiando en sexto lugar al de regalo, lo que provocó la confusión en la gente, que ciertamente estaba más interesada en el relajo que en lo que realmente pasaba en el ruedo.
Total que El Capea, realizó la faena al toro devuelto entre pitos, olés de chunga y gritos de “novillero”.

Con el que salió en segundo terminó inmediatamente. Después de finalizar la lidia del devuelto, salió un toro de la misma dehesa pero con mejor presencia, y mas picante, sin embargo el ibérico dejó ver que realmente no ha avanzado mucho en su que hacer personal, aprovechó el viaje del toro, pero los pases, sobretodo en la faena de muleta, sólo acompañaban el viaje pero sin sentir el pase, toreando rápido, sin cadencia, sin sentimiento, sin temple, sin toreo, prácticamente “toreando a la gente”. Dejó una estocada trasera y defectuosa, sólo recibió las palmas en el tercio.

Con el que cerró plaza pasó sin pena ni gloria ante un astado que si bien pudo haber servido o no. no dio oportunidad de averiguarlo, realizando una lidia burda, sin ritmo, sin clase, eléctrico todo el tiempo, viéndose hasta vulgar, y desesperando o mas bien aburriendo a todos que mas estábamos pensando en buscar la salida que seguir viendo su bizarra interpretación del toreo.

Explorar artículos
Artículo anterior Resultados de la jornada Israel Téllez corta una oreja en Arles Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo