Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Resultados > Gran corrida en Cuernavaca, Morelos, donde “El Zapata” se lleva la tarde

Gran corrida en Cuernavaca, Morelos, donde “El Zapata” se lleva la tarde

Publicado por Julián Herrera el 17/9/2010
Gran corrida en Cuernavaca, Morelos, donde “El Zapata” se lleva la tarde
[Julián Herrera] LLegó el día de la reapertura de la fiesta brava en Cuernavaca, Morelos en la Plaza de toros General Antonio Barona en el poblado de Ahuatepec.

El día pintó nublado, pero con los ánimos vivos por parte del público ante un cartel redondo, en el que se presentó Uriel Moreno El Zapata, a su regreso de Francia, sus triunfos en sus últimas presentaciones y llegando con espíritu, el matador Fermín Spínola, cumpliendo 10 años de alternativa y con muchas ganas de seguir cosechando triunfos y la recién matadora Hilda Tenorio que continúa sus andanzas, triunfos y faenas de buen toreo, con un encierro de Campo Hermoso.

La plaza con una capacidad de 3000 personas aproximadamente, tuvo una excelente entrada con más de tres cuartos.

Se realizó un homenaje al matador en retiro Pepe Luis Vázquez, a quien le fue entregada una medalla por su trayectoria en manos de Arturo Cornejo, Diputado Local.

Uriel Moreno El Zapata a su primero, de nombre Zapatista con 475 kilos, un toro bien presentado, lo recibió con alegría llevándolo al caballo, el astado mostró fuerza, empujando bien en la pica. Cubrió el segundo tercio con su ya conocido par monumental y cerrándolo con uno al violín. Con la muleta inició citándolo por la espalda, posteriormente le pegó unos naturales pudiendo trasmitir con el público y metiendo al toro a su engaño, sin embargo su toro se fue quedando corto en el recorrido. Con el acero realizó un primer pinchazo y en su segunda oportunidad dejó una estocada bien colocada, finalmente se llevó una oreja que el juez le otorgó a petición del público, reconociendo su faena con la muleta.

Fermín Spínola, con el segundo de la tarde, de nombre Patriota con 483 kilos, un toro bien puesto, que se mostró difícil con sus envestidas en el capote. Con la muleta, el burel no le permitió recrearse por su falta de recorrido y envestidas atropelladas, pero Spínola lo fue templando, hasta meterlo a su muleta logrando sacarle contados pases por el lado derecho y unas manoletinas. Con la espada dejó un pinchazo en el primer intento, y en el segundo dejó una estocada ligeramente tendida pero certera, finalmente se llevó palmas y una salida al tercio.

Hilda Tenorio su primer burel de nombre Corregidor de 490 Kilos, un toro bien puesto pero sin fijeza. El toro acudió a varas con fuerza, recibiendo un buen puyazo. Con la muleta, Hilda empezó con una serie de doblones intentando templar al animal para meterlo en el engaño, una vez que la torera se cuadró, el astado la levantó provocándole una fuerte caída con la cabeza y haciéndola quedar en shock, fue sacada en brazos por su cuadrilla, y no se le permitió regresar a continuar con su faena, por lo que su astado tuvo que ser estoqueado por El Zapata.

El segundo para El Zapata de nombre Hidalguense con 495 Kilos, un ejemplar corniapretado, con el que inició bamboleando su capote para pegarle unas verónicas y rematándolo con una revolera. En el segundo tercio colocó un par al sesgo, y finalizó con uno al violín aclamado por el público. Con la bayeta El Zapata empezó con buenos pases por el derecho, por la izquierda el toro no tenía buen recorrido, pero logró meterlo. Posteriormente realizó un toreo en redondo y pases cambiados por la espalda que enardecieron al público, terminando así con la rúbrica ligeramente tendida, llevándose dos orejas y rabo que le fueron otorgados por el juez.

El quinto toro de nombre Morelense con 501 kilos fue para Fermín Spínola, quien lo recibió de hinojos. En varas el burel se mostró manso y no acudió con fuerza, realizó unos quites por chicuelinas bien presentados y comprometidos. En el último tercio comenzó nuevamente con dos pases de hinojos, rematándolo con un doblón, Fermín logró meterlo a su bayeta pegándole buenos derechazos, por el lado izquierdo el toro no tenía buen recorrido y desarrolló un poco de sentido. Con la cuchilla pegó una estocada certera que hizo rodar al toro rápidamente. El juez le otorgó dos orejas y se llevó fuertes palmas por el público.

Después de recuperarse de la fuerte caída que sufrió, Hilda Tenorio regresó a atender a su segundo, de nombre Bicentenario de 480 kilos, un toro bien puesto al que recibió con una serie de verónicas bordadas, acudió con fuerza en varas y a la puya en la contraquerencia. En el último tercio empezó la faena estructurándola con una tanda de doblones, rematándolo con un pase de pecho, continuando con pases por la derecha de buen temple. Terminó con una estocada tendida pero certera y se le otorgó un apéndice a petición del público, reconociéndole su gran esfuerzo.

Al final se vivió esa extraordinaria corrida en Cuernavaca, Morelos, de la que salieron en hombros los tres matadores.

.


Explorar artículos
Artículo anterior El toreo se sublimó hasta el delirio en Cuernavaca Cortan orejas Santos y Sotelo; Martínez muy torero con dos mansos peligrosos Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo