Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Resultados > “El Zapata” abre la puerta grande de Tlaxcala y crea el par del “Bicentenario”

“El Zapata” abre la puerta grande de Tlaxcala y crea el par del “Bicentenario”

Publicado por Carlos A. Espinal el 19/9/2010
“El Zapata” abre la puerta grande de Tlaxcala y crea el par del “Bicentenario”
[Carlos Alberto Espinal] Sigue con carácter de arrolladora la temporada de Uriel Moreno El Zapata.

Ahora tocó turno en la corrida conmemorativa del bicentenario de nuestra independencia, acaecida en la taurinísima ciudad de Tlaxcala, en la cual triunfó rotundamente al cortar tres orejas e incluso sacar a la luz un nuevo par de banderillas El Bicentenario, dejando a pie a sus alternantes Eulalio López Zotoluco, que paseó un trofeo y Cristian Aparicio, que pinchó el mejor lote del encierro.

El Zapata, en plan de revolucionario del toreo se ha convertido en un fenómeno de los tres tercios y con su primero inició con tafalleras de recibo, para continuar con lances combinados de verónicas con tafalleras suaves y templadas, rematando con pinturero lance soltando una punta de la capa. Desahogó con lujo de facultades y técnica el tercio de banderillas, destacando el par Monumental en los medios por el que dio la vuelta al ruedo, sumado a otro al violín y un tercero de poder a poder que levantaron a la galería, para continuar con un ramillete de quites por tafalleras de gran manufactura. Con la sarga estructuró una faena de insistencia y sitio por ambos lados, ya que su contraparte no era un dechado de fuerza, mas si de nobleza, para finiquitarlo con estocada entera y pasear el primer trofeo.

Con su segundo reventó la tarde, al enfrentarse a Arlequín e iniciar con par de largas de hinojos, para continuar a la verónica con desahogo de facultades y temple y quitar de nueva cuenta por tafalleras para rematar con una media belmontina de cartel, accediendo al tercio de banderillas con ganas de volver a hacer historia.

Inició con escalofriante par al violín en los medios, para continuar con otro a dos manos a relance y el tercero, donde “los duendes bajaron”, levantándose después de estar sentado en el estribo, cambió a su contraparte con la rodilla por delante, colocándole el par de banderillas de frente con una mano tomándolas al centro de los palos, de arriba hacia abajo, quedando éste perpendicular y en todo lo alto al morrillo del astado, dejando en shock al respetable. Ya caliente la tarde, tomó la sarga por la diestra y empezó a llevar a su enemigo de largo, trazando el toreo con lujo de temple y sentido de la distancia, adornando su trasteo con molinetes y dosantinas, para terminar con una tanda de hinojos con la misma mano. La suerte suprema, la hizo a su modo, pura y exacta volcándose al hoyo de las agujas para partir en dos al animal y desgranar los gritos consagratorios de ¡toreo, torero¡

Eulalio López Zotoluco, descontó con creces el título de maestro que ostenta; con su primero, estructuró una faena quirúrgica, de esas que sirven para aula de escuela taurina; exacta, de pase por pase, de toques sutiles casi imperceptibles, que tiraban del astado más por maestría que por la bravura del animal, recreándose con la pañosa en la de cobrar, con pases donde llegó a detener el tiempo. Mató con estocada entera para recibir su único auricular.

Con su segundo, perdió lastimosamente la oreja que bien tenía ganada a ley por culpa de la toledana. Su trasteo fue derechista el cual inició de hinojos y continuó por la senda de la solvencia, con la muleta bien planchada y siempre en la cara de su contraparte, destacando un trío de cambios de mano por enfrente de auténtico delirio, lo que valió en conjunto para saludar con justicia en el tercio.

Por su parte, Cristian Aparicio, que debutaba en la “Ranchero Aguilar”, pechó con el mejor lote del encierro dejando pasajes de torería y arte, más lamentablemente aunque esforzado, no pudo redondear el par de faenas que estructuró. Si a caso, con su segundo, el mejor astado de la corrida, dejó pasar por su necedad con la espada, la oportunidad de tocar pelo, no obstante, salió dispuesto y le pego un par de largas cambiadas, llevándolo de largo por momentos con la diestra, más al momento de dar el pase que ligara, rompía con la continuidad y eso enfriaba al respetable, que sin embargo apreció su actuación.

SUMARIO: Plaza de toros Jorge El Ranchero Aguilar de Tlaxcala, Tlax. Casi lleno con clima cambiante; lluvioso y caluroso por momentos. Corrida del bicentenario, con astados de la ganadería de “Bernaldo de Quirós”, muy bien presentados, pero desiguales en juego, de los que destacaron 3º, 5º y 6o. que promediaron 485 kg.
Eulalio López Zotoluco (Azul Turquesa y Oro) oreja y salida al tercio.
Uriel Moreno El Zapata (Verde Olivo y Azabache) oreja y dos orejas.
Cristian Aparicio (Blanco y Plata) palmas en su lote. Destacó en varas César Morales al picar al quinto de la tarde.




Explorar artículos
Artículo anterior El Capea triunfa en el cierre de Zacatecas Rafael Ortega corta dos orejas en Pachuquilla Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo