Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Guadalajara > Oreja de peso para Carlos Rodríguez

Oreja de peso para Carlos Rodríguez

Publicado por Edgardo Levy el 19/9/2010
Oreja de peso para Carlos Rodríguez
[Edgardo Levy] Se celebró en El Nuevo Progreso la sexta novillada de la temporada.

Un tercio de aforo, se lidiaron novillos disparejos en cornamentas y variada capa de la ganadería triunfadora de El Vergel, hubo un burraco, otro berrendo en castaño, dos cárdenos, un entrepelado y un negro bragado. Se inició con tarde nublada, seguida de soleada para concluir con pertinaz lluvia.

Lupita López:División de opiniones y aviso con división de opiniones.

Juan Francisco Almeida ( Ecuador): División de opiniones y división.

Carlos Rodríguez: Aplausos y oreja de gran mérito.

Incidentes:
Salieron al tercio los subalternos Francisco García (hijo), Fermín Quiróz y el aspirante Luis Álcantar, que lo hizo en un par de ocasiones. Extraordinaria vara del piquero hidrocalido Héctor Cobos, que le valió una fuerte ovación generalizada.
Un reconocimiento al monosabio Jesús Martínez, quien realizó un quite desde el callejón cuando el novillo que salió en cuarto lugar, hizo hilo con Fermín Quiroz, al salir del tercer par de garapullos
Buena rienda del alguacilillo charro, al dominar al brioso corcel que trató de derribarlo al momento del paseillo.
En el callejón, bien las autoridades Carlos Alberto Barbosa y Humberto Eguairte, al indicar la colocación que debía tener al momento de la suerte de varas, la novillero Lupita López..
Desde Tecate, Baja California, vinieron el matador nacido en Tepatitlán de Morelos, de 81 años de edad Eliseo Gómez El Charro y su socio Ruffo Sandoval González, propietarios de la ganadería de reciente formación El Campanario.

Lupita López, de azul eléctrico y oro, hacía su presentación ante la afición tapatía. Le correspondió probablemente el mejor novillo de la tarde, de nombre Sangre Azul, con 415 kilos. Tuvo nobleza y recorrido. Con el percal de salida, prácticamente nada, quitó la yucateca por chicuelinas. Con la muleta, hizo pensar a los asistentes que podría llegar el gran triunfo, inició con doblones señeros y con dominio. Le contamos hasta cinco tandas muy cortas por cierto con la mano diestra y tres al natural, pero desgraciadamente algunos pases trompicados y sin llegar a transmitir a los tendidos. Un desdén con arte y una vitolita de excelente confección. Una estocada tendida y abajo, terminó con los días del primero de la tarde. Aplausos en el arrastre a los despojos de Sangre Azul y en el graderío, se dividieron las opiniones, para la guapa novillero.

El cuarto, un playero de cornamenta, fue bautizado como Revenido. Verónicas con movimiento de pies, para agradar más con el quite por caleserinas. De nuevo, inició Lupita López, con doblones mandones, derechazos en algunos momentos sin plantar las zapatillas y con bastante distancia entre el novillo y el cuerpo de la yucateca. En su defensa podríamos señalar que las condiciones de Revenido, no eran las idóneas y su calificación, sería de malo. Cuatro pinchazos, seguido de un aviso del palco y al segundo golpe de descabello, terminó con la vida del animal. Silencio en el arrastre y de nuevo se dividieron las opiniones en los tendidos.

Regresó a Guadalajara, el ecuatoriano Juan Francisco Almeida, ataviado con un terno en grana y oro, el sudamericano, vio salir contrario de toriles a Beato, con 425 kilos, que fue pitado por los más exigentes, escuchándose en múltiples ocasiones, el grito de ¡chivo, chivo!, seguramente por la pobreza de cabeza del animal y porque en ocasiones perdía las manitas por sus pezuñas pronunciadas. De inició, el novillo metía bien la cabeza. Con la muleta había que estar ahí. Se agarró al piso, pero tenía voluntad para ira la muleta. Dos tandas con ambas manos, pero en un par de ocasiones el extranjero fue desarmado. Pinchó, para después dejar una estocada pasada y entera de efectos rápidos. Divide pitos y aplausos en los tendidos.

Le correspondió a Juan Francisco, el quinto del encierro, el novillo, más hecho de El Vergel, Paro de nombre, una larga de hinojos, un par de lances fundamentales. Almeida, trató de agradar, pero las condiciones del socio, no fueron las adecuadas para conseguir el triunfo grande. El animal con la cornamenta denominada por los veterinarios de plaza, como cornilevantado, se revolvía en un palmo de terreno, buscando las pantorrillas del muchacho. Consiguió con mérito tres tandas con la diestra. Tres pinchazos y de nuevo divide los comentarios en las alturas. Hubo aplausos a los despojos de Paro.

Desmonterado, con como marca el reglamento partió plaza Carlos Rodríguez, que vistió de rosa mexicano y oro. 490, Azucarero, fue el primero que le tocó en el sorteo. Verónicas con arte y dominio, que remató con vistosa revolera. Emocionó más a los aficionados al quitar por chicuelinas, rematar de nuevo con una bella revolera y una especie de brionesa. El novillo, se golpeó los belfos en la barrera y cambió notoriamente su conducta en la lidia, además de las pasadas en falso por uno de los peones, al momento del tercio de banderillas. Rodríguez, inició la faena muleteril al centro del redondel con pases por alto. Después, Azucarero buscó los tercios frente al palco de la empresa, en donde su lidiador logró un par de tandas con la diestra. No fueron tan vistosos, ni logró arrancar los fuertes olés, debido a que el animal terminaba con la cabeza alta y enganchaba la sarga del muchacho. Un estocada caída. Hubo algunos aplausos en el arrastre a los despojos de El Vergel y aplausos al potosino.

El sexto de la ya lluviosa noche, tuvo por nombre Turronero, con 400 kilos. De nueva cuenta lances fundamentales y una revolera. Faena de mucho mérito con la muleta al templar con ambas muñecas pases en redondo. Los aficionados esperaron pacientemente en sus lugares a pesar de la pertinaz lluvia que caía en esos momentos en la ciudad. Rodríguez, siguiendo los consejos que desde el burladero le mandaba el torero en el retiro El Brillante, logró por primera ocasión en la fecha, hacer que el juez ( presidente) ordenará a los músicos que interpretarán el pasodoble, que acompañaba el buen quehacer que tenía en el ruedo Carlos Rodríguez, frente a Turronero.

Hubo transmisión en lo realizado en el redondel por parte de Carlos, prueba de ello, fue que nadie se movió de sus asientos, hasta que dejó una gran estocada hasta las cintas, que hizo que Turronero, doblara rápidamente sin puntilla. Un albo pañuelo sacó el representante de la autoridad licenciado Luis Roberto Gutiérrez, para que el puntillero cortará la única oreja de la tarde, que fue entregada al chamaco, que paseó con orgullo ante el reconocimiento de los más exigentes.

Para el próximo domingo, la empresa anuncia a Alfonso Mateos, al michoacano Alejandro Corona y se decía que si no tiene compromiso Carlos Rodríguez, podría repetir, para lidiar un encierro muy bien presentado de Arroyo Hondo.




Explorar artículos
Artículo anterior Histórico. Cinco salidas al tercio del aspirante a subalterno, Luis Alcantar Misael Ortíz, puede llegar lejos Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo