Próximos Carteles
Octubre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Facebook Fan
Tlaxcala > Angelino se le va por delante al Zapata y se lleva el trofeo Ranchero Aguilar

Angelino se le va por delante al Zapata y se lleva el trofeo Ranchero Aguilar

Publicado por Carlos A. Espinal el 14/11/2010
Angelino se le va por delante al Zapata y se lleva el trofeo Ranchero Aguilar
[Carlos A. Espinal] José Luis Angelino ha dado un golpe de timón importantísimo en su carrera levantando el trofeo Ranchero Aguilar.

En su segunda edición-, frenando el paso arrollador de triunfos consecutivos de su paisano Uriel Moreno “El Zapata”, con quien compartió la puerta grande en la tercera corrida formal del serial taurino de la Feria de Tlaxcala 2010 y darle una enorme alegría a la fanaticada que abarrotó “hasta el campanario” el coso de la ciudad de Xocoténcatl.

Abrió plaza Rodolfo Rodríguez El Pana, quien en suerte se llevó un toro con mucha guasa que le exigió el carnet en todo momento y al que le extrajo detalles de mucha valía. Con el capote poco pudo hacer, destacando un remate campero muy vistoso, para después tomar la muleta e intentarle con tesón en todos los rincones del redondel logrando exprimirle par de tandas por la diestra con sello muy personal llenas de suavidad y hondura, para firmar por sanjuaneras y después entregarse con verdad en la suerte suprema dejando un estoconazo hasta la bola, que le valió el corte del primer auricular del festejo.

Salió en segundo ”, quien hizo la faena más completa del festejo, saliUriel Moreno El Zapata endo como un auténtico león y pegándole a su enemigo tres largas cambiadas y dos afarolados de hinojos en diferentes partes del albero, para después pedir los palos y desahogar con virtud el tercio de banderillas destacando los pares Monumental y Bicentenario, que colocó en primero y tercer lugar.

Antes de iniciar el trasteo de muleta, se dio el lujo de hacerle el quite a un amigo que estaba en el tendido para conminarlo a que le entregara el anillo de compromiso a su acompañante lo cual se produjo y cuyo gesto fue aplaudido por la gente. Con la sarga inició con el imposible y después instrumentó un sabroso trasteo derechista, dejándole siempre bien planchada la muleta en los belfos a su enemigo, aderezándolo con pases en redondo y molinetes tanto a pie y de rodillas, trincherazos y pases de la firma, dándose el lujo de mirar hacia la barrera, Cuando todo parecía indicar que rubricaría muy a su estilo, dejó un pinchazo sin soltar, sin que ello le permitiera desorejar a su contraparte.

En tercer turno salió Ignacio Garibay, quien meció los brazos a la verónica como él solo sabe, rematando con bonita media. Con la roja tuvo que emplearse a fondo con su enemigo ya que éste protestaba por ambos lados y le terminaba punteando el engaño; no obstante ello, empezó con artísticos doblones desahogando por alto, para después tomar el paño por la derecha y dejar tandas ligadas de mucha emoción por la largueza de sus trazos, para terminar pasaportando a su enemigo con media en buen sitio para obtener una merecida oreja con fuerte petición de la segunda, misma que no le fue concedida.

En cuarto lugar saltó a la arena Fermín Spínola, quien no obstante su disposición y entrega absoluta, se estrelló con un astado probón y de distancia muy corta que le negó el lucimiento, al que le extrajo detalles como un trío de ceñidas chicuelinas que coronó con el manguerazo de villalta cuyo aire aún sopla en la plaza, además de un supremo tercio de banderillas cuadrando en todo momento en la cara del astado y una tanda por la derecha muy macha a milímetros de los pitones de éste, que la gente le agradeció con la ovación que le tributó en los medios.

José Luis Angelino, no hizo quinto malo y salió por todas ante su gente, saludando a su contraparte con larga cambiada en la boca de riego para después pegarle un cuarteto de escalofriantes afarolados de rodillas, que hicieron presagiar el triunfo gordo que se venía. Tomó los palos con decisión y cuarteó por el derecho con lujo de facultades dejando dos pares en todo lo alto para complacer a la concurrencia con un par de cortas al quiebro al hilo de tablas que mantuvieron el calor, para después tomar la pañosa y entender a cabalidad a su enemigo, incluso cuando se rajó en la querencia, donde con suavidad y paciencia le extrajo tantas por ambos lados que enloquecieron a la galería, para rubricar con un espectacular volapié que de tan entregado el estoque hundido en las carnes del astado lo golpeó en la cara, para desorejarlo con justicia.

Cerró plaza Octavio García El Payo, quien no obstante las credenciales con las que llegaba a Tlaxcala, después de sus triunfos rotundos en la apertura de la temporada grande de la Plaza de Toros México y en Teocaltiche, Jalisco, así como en la excelente exhibición que dejó el pasado vieres ante sus paisanos en Querétaro, sorteó el peor astado del encierro, al que se le arrimó, sin conseguir comparsa.

Al final, aunque con leve división el empresario Marco Castilla hijo, le entregó merecidamente a José Luis Angelino el trofeo Ranchero Aguilar, que deja en los cuernos de la luna al oriundo de Apizaco, para que este viernes 19 de noviembre donde actuará en la corrida del vigésimo segundo aniversario de la plaza de toros El Relicario, de Puebla, compartiendo cartel con El Capea y El Payo.




Explorar artículos
Artículo anterior El Zapata por su tercer puerta grande en Tlaxcala 2010 Tres generaciones del toreo en pos del trofeo “Ranchero Aguilar” Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo