Próximos Carteles
Octubre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Facebook Fan
Comunicados > Guillermo Martínez, el poder y arte que atesora

Guillermo Martínez, el poder y arte que atesora

Publicado por Redacción el 18/11/2009
Guillermo Martínez, el poder y arte que atesora
El joven artista de Jalisco, Guillermo Martínez, en el Nuevo Progreso de Guadalajara, enfrentó dos ejemplares imponentemente presentados de la ganadería de Real de Saltillo.

Inmersos en la mansedumbre con dos diferentes manifestaciones, mientras su primero hacìa cada momento por él, teniendo un peligro real que puso en riesgo su integridad física, tirando hachazos que buscaban herirle; su segundo fue un manso de solemnidad que buscaba huir a cada momento.

Lances principescos han sido los dibujados con los que recibió a su primer ejemplar, aguantando la fiera embestida e impactando de inmediato a los tendidos que dejaron escuchar fortísimos olés. Después de que el de Real de Saltillo derribara al caballo por haberle encontrado por la parte delantera del caballo, realizó un quite por faroles tapatíos, que recortó con la zapopina que levantaron de su asiento a los reunidos continuando con estentorios olés, aficionados que hicieron una magnìfica entrada que llegò al medio aforo.

La faena fue trazada con el poder que da el valor natural a través del aguante, de la buena técnica, así como con la solidez de su arte, dejando episodios verdaderamente bellos porque el conjunto escultórico fue recreando el paladar del diletante taurino.

Vino la rùbrica con la espada, y el toro le prendió peligrosamente, tardando en caer.

Con su segundo, que huía hasta de su sombra, Guillermo le fue obligando a seguir la tela roja, consiguiendo trazos de sumo mérito que conjuntaron series con la derecha templadas y rítimicas, como igual resultaron los redondos con ambas manos y la dosantina. Después de un espadazo la gente le ovacionó como reconocimiento a lo expuesto en el redondel, ovación que continuó cuando abandonó el coso tapatío, escuchándose gritos de ¡torero!.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva


Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva


Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

Explorar artículos
Artículo anterior Diego Silveti se prepara en el campo en vísperas a su presentación en Juriquilla Festivales Nocturnos “Vino y Toro” Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo