Próximos Carteles
Diciembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Facebook Fan
Noticias > El fenómeno Tomás

El fenómeno Tomás

Publicado por Luis Hernández el 9/12/2009
El fenómeno Tomás
Ya había cautivado al público con su quietud asombrosa para hacerse del toro, estableciéndose como novedad. No se hablaba de otro que no fuera él, vamos, no solamente por sus triunfos sino por su convicción de no ser televisado durante un año y porque, también, se le dio la gana dejarse ir vivo un astado.

¡Qué placer! Así son los genios.
Todo en ellos es diferente, porque les place en el momento mismo de cambiar la historia, sin planteamientos, meditaciones o estrategias. Ya son así.

José Tomás.
Justo cuando su nombre repercutía en todo el ámbito taurino, paró.
Así sin decir adiós se habló de retiro. Recuerdo en una llamada telefónica con su madre haberle escuchado “Jose (sin acento) no se va. Tomará un año sabático”.

Pero no fueron 360 días suficientes para entrar consigo mismo; ya lo dice Machado “Converso con el hombre que siempre va conmigo”. Han sido más de cuatro años para sacudirse de todo aquello que renueva ánimo; sólo él lo sabe.

Y de pronto, 17 de junio, Barcelona. José ya había reaparecido desde antes de esta fecha. Su nombre refrescaba el ambiente: las aguas se tornaron turbulentas, la marea llegó más allá de la rivera y el toro recobró su valía.

Si José desafía la vida cómo no iba a retar a la tierra más efervescente en busca de acabar con la fiesta. Esas son gestas.
Cataluña, de golpe y porrazo, se transformó en el eje del mundo taurino, congregando variados paladares envueltos en la Babel que solamente puede unificar un genio.
Ha vuelto José Tomás.

Las imprentas mueven prensas, las taquillas tiran ventanillas, la gente se agolpa, sonríen los torileros, las autoridades se jactan del título, las cuadrillas retoman el gusto, los músicos se afinan, y en bares y restaurantes prevalece un tema: El príncipe de Galapagar.
Ya está nuevamente en la arena. Se respira especial ambiente.
Qué será capaz de ofrecernos. Ese es el misterio del que se vive atrapado, felizmente. El correr del velo se quiere lento, es el clima que sumerge.

Dichosos de ser testigos. Lo de Tomás es vibra musical, como la nota que pierde su tono hasta que deja su última comilla. Se es coro y muchas veces se hace mutis, porque por dentro se está atrapado con deseo de no encontrar escapatoria. Así nos alimentan el alma los genios.

Explorar artículos
Artículo anterior El matador "Chema" Luévano se prepara en el campo Reporte de percances por parte de los Servicios Médicos de la Asociación de Matadores Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo