Próximos Carteles
Septiembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Facebook Fan
Noticias > Juli, Nacido Torero

Juli, Nacido Torero

Publicado por Luis Hernández el 28/3/2010
Juli, Nacido Torero
Han pasado trece años del debut en Texcoco (16 de marzo de 1997, en festejo mixto) y da gusto admirar la capacidad de entendimiento con los toros, por el que atraviesa Julián López "El Juli".

Su expresión facial sigue siendo de niño, pero su expresión artística es de maduro torero, serio y profesional, a sus apenas 28 años de edad.
Habrá quienes digan que "El Juli" se hizo aquí en México, porque fue el país que le abrió las puertas a sus casi 15 años para vestir de luces por vez primera; eso debido a que en su natal España, por la edad estaba impedido para actuar.

Sin embargo, el chiquillo ya traía sus propias cualidades toreras. A los diez años ingresó a la Escuela Taurina de Madrid, sin esperar a que sumara los doce, mínimo para ser aceptado.
En él todo era el toreo, al fin hijo de matador.

El impacto causado en Texcoco provocó su inclusión en la Temporada Novilleril de la plaza México, tres meses después. La tarde sorprendente vino el 3 de agosto, al indultar a "Feligrés" de La Venta del Refugio, en una faena de escándalo, que calara en el micrófono de "Giraldés".
De ahí, tras participar en el Encuentro Mundial Novilleril, se examinó en Sevilla, donde le veían como "mexicano" por su historial; no por su nacionalidad. Y vaya que fueron duros, pero la coraza de Julián pudo y más.

Tras que le atizaron al presentarse en la Maestranza, vino la venganza, al cortar dos orejas en su segunda actuación, y por las cualidades mostradas, le "devolvieron" la nacionalidad.
A partir de ese momento vendría, en el mismo tenor de grandeza, la alternativa y confirmaciones tanto en Madrid como México, en grandes carteles: Manzanares, Ortega Cano, Miguel "Armillita", Enrique Ponce y Rivera Ordóñez.

Y del 1998 para acá se mantiene en figura; no afloja.
Sus incursiones anuales a México se contratan a la altura de los toreros más importantes de su país, fuerza que tomó al entregar los poderes a Roberto Domínguez, una vez que su padre y "El Tato" andaban desviando camino.
Julián está tan convencido de sus alcances que en cuanto dispuso dejar de banderillear, tercio que le producía miles de aclamaciones, soportó rechiflas y vituperios de quienes se sentián defraudados por tal decisión.
"Juli" quería que se le valorara únicamente por su toreo de capa y muleta.

Y con esas armas conquista. ¡Ah! cómo estuvo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con los toros de Pepe Garfias. Los hizo embestir a la fuerza que les quedaba, dándoles sentido, rumbo y orientación.
Los proyectó a lo largo de su capote y grandeza de su muleta. Los atrae con la mirada, les marca camino con el brazo y los desplaza más allá de donde, en otras manos, no alcanzarían.
Son verdaderas obras de arte. Lo de Valencia reciente es consecuencia de cada temporada española triunfal, donde sólo caben los grandes, cuyo pensamiento está hecho para el toreo.



Explorar artículos
Artículo anterior Porque quiero ser torero, arranca el 15 de abril Se cumplen 50 años de la alternativa del torero yucateco Álvaro Cámara Parra Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo
Publicidad