Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
España > Botero le pintó de color la tarde a Joselillo...Quien salió a hombros inmerecidamente

Botero le pintó de color la tarde a Joselillo...Quien salió a hombros inmerecidamente

Publicado por José Mata el 10/7/2010
Botero le pintó de color la tarde a Joselillo...Quien salió a hombros inmerecidamente
Tercer gran lleno a reventar en la plaza de toros de la Casa de la Misericordia de Pamplona, se han lidiado mansos ejemplares de Doña Dolores Aguirre, encaste Parladé vía Conde de la Corte y Atanasio, disparejos en presentación.

El primero ha sido “pequeñajo” con relación a los demás lidiados, resultó manso, descastado, barbeó las tablas, tras un primer encontronazo contra el caballo, le derribó y salió huyendo, acudió a la muleta con la cara alta, soso y deslucido; el segundo, otro, un ejemplar, de agradable de presencia, tuvo recorrido, acudiendo con clase y calidad, propio para la gran faena que no llegó ; el tercero ha sido encastado, había que poderle y llevarlo muy toreado; el cuarto cabeza suelta, manso y deslucido; el quinto manso, andarín, derribó a la cabalgadura que estaba en la querencia natural al estrellarse con el peto; el sexto, se descordó tuvo que ser apuntillado. El sexto bis de nombre Botero, siendo manso, tuvo clase y recorrido, y no fue aprovechado cabalmente, sólo aprovecharon sus embestidas sin imponerse el torero a través de su poder y mando.

Iván Fandiño: Silencio y silencio.
David Mora: Oreja y silencio.
José Miguel Joselillo: Silencio y dos orejas.

Detalles:
Los toros de Doña Dolores Aguirre, no lucieron su divisa amarilla y azul, sino una de color negro, como crespón de luto, por la muerte del industrial, Federico Lipperheide -esposo de tan gentil dama ganadera- quien dejó de existir el pasado 4 de julio. A doña Dolores a quien admiro, respeto y conozco desde hace ya muchos años, le envío mis más sinceras condolencias.

Incidentes:
El banderillero Juan Martín Soto fue arropado feamente por el tercero del festejo, tras imponer el primer par, y todo ha quedado por fortuna en una ruptura de la clavícula y fisura de escápula.

El que cerraría plaza, Clavellino, cuando compareció al caballo cayó se descordó y tuvo que ser apuntillado.

_______________________

Joselillo ha salido a hombros, en concepto de quien esto escribe inmerecidamente. Tuvo un bondadoso… dócil ejemplar de nombre Botero, que hizo sexto bis -el sexto cayó descordado en varas- al que le recibió de forma desordenada, dos largas cambiadas, ya incorporado agregar unos lances rápidos y desacompasados, para combinarlos con chicuelinas. No obstante, el desorden continuó con la faena, se fue a recibirlo con derechazos (como si fuera arena de box) de rodillas, para luego llenarnos de más derechazos de pie, que les faltaron asentamiento, reposo. El toro iba a más, si huía de pronto al finalizar la serie, pero nunca vimos al torero que se hiciera de Botero. No se impuso, sólo acompañó las embestidas dejándolo a su aire, y por otra parte, tampoco vimos pasar lista de presente al toreo natural. Tras un bajonazo, la gente notoriamente impactada, decidió exigir las dos orejas que concedió el presidente, mismas que le abrieron las puertas del coso de Pamplona... de par en par. Ojalá y no se confunda, y en la seria autocrítica comprenda que pudo haber hecho mucho más, de lo poco que dejó.

Como tercero tuvo un ejemplar al que había que poderle, llevarlo muy toreado, y que de pronto le adelantaba el engaño, pero no le entendió. Un espadazo casi bajo, silencio.

Iván Fandiño ha dejado una mar interminable de pases, con el que abrió plaza, que en la realidad no han dicho nada para la posteridad, su esfuerzo y sus ilusiones se han estrellado ante las asfixiantes mansedumbre y falta de casta del ejemplar que tuvo frente a él. Dos pinchazos y dos descabellos, para irse en el nada agradable silencio. El cuarto resultó un toro que para el diestro no daba facilidades para la faena de ensueño, y decidió abreviar. Media tendida, más silencio.

David Mora dibujó buenos lances recortados con habilidosa revolera, bueno... es una manera de empezar e impactar a los alegres tendidos. En un primer quite se hizo “bolas”, entre las fregolinas y las gaoneras, saliendo en realidad todo feo. Una serie de tanteo que no ha sido contundente, porque no había temple ni mando. Se fue de lejos para darle sitio, distancia con la mano diestra, y ahí dejó algo bueno. Los más destacable se ha dado con la zurda, naturales sí largos, con cierto temple, pero se sintió que faltó algo más en la expresión del torero, quizá el tan ansiado ritmo que buscan los poetas y que él nunca pudo hallar; y tal vez, si se hubiera ceñido, habría trascendido más la exposición. Aparecieron algunos más, que no han tenido la misma calidad que los anteriores, y todo fue a menos. El toro iba a su aire, pero el torero no tuvo aire para entenderlo. Un espadazo para... tras la petición unánime, recibir una motivacional oreja, que ojalá y no le engañe.

Nada… absolutamente nada se ha podido ver en el quinto que ha sido malo, un pinchazo, y una habilidosa estocada, y hasta ahí todo. Silencio.


Explorar artículos
Artículo anterior El pundonor de Padilla le hace cortar una oreja de oro ¡Una oreja de 675 kilos!...triunfan Ferrera y Pinar Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo