Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
Colombia > El Dandy habla sobre la fiesta en Colombia

El Dandy habla sobre la fiesta en Colombia

Publicado por Comunicado el 22/12/2016
El Dandy habla sobre la fiesta en Colombia
EL matador Edgar García El Dandy habla el motivo por el cual le negaron el permiso para poder organizar los festejos en Palmira y Popayán en su natal Colombia.

Con el fin de reactivar la Fiesta en recintos taurinos como los que se encuentran en Palmira y Popayán, impulsamos la propuesta de realizar dos corridas de toros programadas para el día 18 de diciembre, con toros de Paispamba del ganadero Enrique Álvarez y el 8 de enero con toros de la ganadería Salento de la familia González Rincón, respectivamente. Ambas muy bien presentadas y con un promedio de 500 kilos. La idea fue estudiada por las instituciones pertinentes en éstos asuntos pero desafortunadamente no obtuvimos la respuesta esperada y es éste el motivo por el cual ponemos de manifiesto nuestra inconformidad ante la prensa.

“En primer lugar queremos hablar de la plaza de toros de Palmira, una plaza que está inactiva e inoperable por las condiciones en la que se encuentra. Presenta daños en gran parte del callejón, burladeros en muy mal estado, con lama en los tendidos, pisos sucios, deterioro en la pintura y en general sin mantenimiento. Ésta es la realidad que argumentamos y que está soportada por un registro fotográfico.

“¿Cuál era nuestro propósito?
“Acondicionar el recinto para festejos taurinos con nuestros propios recursos y de esa manera fortalecer la Fiesta Brava. La tarea inicia con el presupuesto total de la producción del evento, y va desde el arreglo de los pisos, sacar escombros, limpiar el ruedo, organizar toriles, pintar la plaza, hasta la logística y publicidad del festejo. Para hacer la solicitud formal se debe enviar una carta a la Plaza de toros de Cali, ya que ellos son propietarios del Coso taurino. Trámite que se realizó en nombre de mi representante legal, el día 14 de octubre de 2016.

“El documento está dirigido al señor Alfonso Otoya, quien funge como gerente general de la Plaza de Toros de Cali y del cual recibimos respuesta donde nos informan el costo del alquiler (cuatro millones quinientos mil pesos colombianos), la forma de pago y la información de quién solicita la plaza, en este caso, una compañía acreditada: García Agudelo e hijos y compañía, Sociedad en comandita. No estamos hablando de una persona natural en términos jurídicos, sino de una compañía constituida legalmente. Todos los documentos pertinentes como el Rut, cédula de ciudadanía y el certificado de la Cámara de Comercio, fueron anexados y en ellos figuro como gerente de la empresa.

“Esta entidad hace unos estudios, no sé de qué tipo, pero con una cantidad de protocolos que cada vez nos alejaban más de recibir una respuesta oportuna. En noviembre 18 vino entonces la pregunta: ¿Qué pasa con la plaza que no responden? Entonces hablamos con Adelaida Uribe, secretaria privada del señor Alfonso Otoya y nos dice en diversas oportunidades que el señor Otoya no está, que no vino hoy, que está por fuera de la ciudad, que está en una junta, en una asamblea etc. Todos los días que se llamaba y se buscaba al señor Otoya estaba ocupado. Una persona del medio, que no pueda atender una carta por simple que sea, relacionada con el tema taurino, es porque nunca le interesó aprobar nuestra solicitud ni la consideró un aporte para la fiesta que es de interés popular y un servicio a la comunidad taurina que merece respeto y dignidad.

“En verdad estaba dispuesto a hacer el mantenimiento que la plaza necesita para devolverle su funcionalidad y embellecerla y para lograrlo se necesitan de tres a cuatro semanas. Por esa razón presenté la solicitud con anterioridad ya que cuando se va a alquilar un recinto taurino, lo tienes que entregar en condiciones aptas para su uso, pero en éste caso, seríamos nosotros quiénes además de pagar por ella la devolveríamos arreglada con nuestros propios recursos.

“¿Por qué me indigna tanto esto?
“Porque sé que a muchas personas se la han prestado anteriormente, ¿bajo qué condiciones?, sería la pregunta y han presentado espectáculos indignos, prometiendo corridas de toros y aparecen unos novillos o becerros y todo lo hacen encima de esa porquería que está en los tendidos. Esa es la forma de recibir al público. En la podredumbre de los burladeros y el callejón son expuestos los artistas y todo el equipo de trabajo, eso es realmente preocupante.

“Pero a estas personas irresponsables, fácilmente le han dado la plaza de Palmira durante las administraciones anteriores, sin tantos requisitos.

“No es gratuito el panorama sombrío que le espera a la tauromaquia en Colombia y sobre todo a quiénes somos profesionales apasionados y que respetamos profundamente la fiesta, sin intereses personales, participando de un movimiento popular que aporta al desarrollo socio-cultural de nuestro país

“Me permito hablar de un personaje con nombre propio, Edwin Salazar, pues nos gustaría esclarecer el perfil para acceder al privilegio de brindar festejos en Colombia. El señor en cuestión es muy allegado a esta plaza de toros de Cali y dio varios espectáculos en Palmira, por lo que sé no tiene ninguna empresa constituida, sin embargo, él sí está en capacidad de realizar festejos taurinos, ¿por qué? …al parecer porque es amigo, o por compadrazgo o porque le hacía los mandados al señor Mejía miembro de la Junta directiva de aquel entonces o le cargaba el maletín a alguno de ellos, esto ha ocurrido y me consta. Después en la administración del señor Eduardo Estela, tuvo problemas con el sindicato de toreros cuando se quedó con los aportes de la plaza que eran dirigidos a ellos por los derechos de actuación de los toreros y por lo tanto tuvo que pactar, pero ¿Cuál fue el acuerdo? -Nos gustaría saber, porque hace dos años el mismo personaje con el récord ya mencionado, desapareció sin pagar a ninguno de los subalternos, areneros, ni al personal logístico de la temporada novilleril en Cali durante la administración del señor Alfredo Domínguez. ¿Qué tal señores aficionados? , -Y a ese tipo de personas son a las que se les confían los recintos taurinos. Juzguen ustedes mismos.

“Cito tales casos porque cuando una empresa seria como la nuestra, que somos profesionales todos los que la integramos, que queremos el bien para la Fiesta y no destruirla, solicitamos los recintos y nos ponen todos estos obstáculos, debemos por ética profesional, sacar a la luz pública tales irregularidades y tomar cartas en el asunto. Me da tristeza ver cómo están manejando la Fiesta en Colombia, particularmente en Cali. La afición ya no asiste a la Plaza.

- ¿Cuál es el fracaso?:
“En mi concepto, éste fenómeno se debe a que el personal que administra ni siquiera sabe cómo contratar a un torero español, tienen que buscar a un intermediario comisionista para que lo haga, situación inapropiada para éstas esferas taurinas. Y claro, al no saber cómo van las cosas, se tienen que notar las pérdidas, porque todas estas comisiones implican costos elevados y más aludiendo al precio del dólar.

“No obstante, la afición disminuye al no ser promovida la cultura por el Arte de la tauromaquia y los que quedamos hemos pasado a ser los antagonistas de una historia que se va disolviendo en el tiempo al no ser valorada como código cultural de nuestro pueblo, y sumado a esto, los carteles presentados no han llenado las expectativas.

“Sobre las ganaderías se están lidiando las que hay, y está bien, porque en Colombia tenemos algunas de muy buena procedencia y con ellas es suficiente para hacer una feria de categoría.

“El manejo inapropiado de la fiesta es una ofensa para la inteligencia de cualquiera, para hacer creer a la afición que no hay intereses personales. Alguien que está gestionando, se tiene que llevar una comisión y ya sabemos de dónde sale ese dinero. Pero retomando el tema de Palmira, vimos que el tiempo para el festejo se agotaba y me dije: ¿Ya para qué?, Si necesitamos cuatro semanas solamente para arreglar la plaza y después de obtener la aprobación y de hacer los depósitos viene otro protocolo, y es pedir la autorización a la Alcaldía Municipal para poder realizar el evento: ¿Cuánto se puede tardar el alcalde para dar el permiso? , como pueden ser 8, 15 y hasta 30 días, según la disposición o el interés del alcalde.

“Por la experiencia que tengo, sabía que no contábamos con el tiempo para tener todo en orden, porque si lográbamos tener la firma del Alcalde necesitaríamos seguir con más protocolos, los permisos de las autoridades, la Cruz Roja, contratar ambulancias, los bomberos y la defensa civil. Requisitos imprescindibles y que hay que respetar si se quiere brindar un festejo responsable; a partir de ahí se puede presentar el evento, lanzar la publicidad y promover el cartel correspondiente, antes no.

“Y se abortó la operación. De aquí darle las gracias al señor Otoya por el interés que le puso a esto y quien demostró no tener el tiempo para atender todas estas gestiones, ni para despejar nuestras dudas, entonces: ¿Qué están haciendo ahí?, ¿Por qué no le dejan el puesto a otro que en verdad sea taurino y que quiera que todo esto salga adelante? ¿Por qué no permiten que se recuperen éstos recintos que están caídos? ¿Cuáles son mis intereses?

“Con seguridad no estoy pidiendo que me den la plaza por cinco años ni para tener un monopolio sobre ella, sólo deseo dejar un recinto digno, para que el siguiente que venga, tenga como trabajar.

- ¿Todo esto puede deberse al movimiento anti taurino?

“Siempre estamos criticando a los anti taurinos, pero yo no creo que existan anti taurinos; los anti taurinos son los

mismos que están manejando esto. Una persona que no colabore con estos temas estando en el medio, para mí es anti

taurino de verdad, los otros 20 que se reúnen en la calle, unos pagados y otros mandados, son defensores de los animales, de entidades, y esto ya es un tema más político.

“No obstante, personas del mismo ambiente taurino que obstaculicen a quiénes quieren hacer de la fiesta lo que realmente es, una fiesta, los califico como anti taurinos y esto es un tema de toda la vida”.

- ¿Y cuál es su participación en Colombia?

“Si no me conocen, es porque no saben de toros, porque desde los 13 años estoy toreando, y a mis 66 años sigo activo. Y no estoy en Colombia toreando, porque desde el principio la élite taurina de mi país me cerró las puertas y obstaculizaron mi carrera. He realizado campañas en España, siendo puntero, con una trayectoria de 38 corridas en la temporada del año 95. Posteriormente en México, con 57 corridas, y de acuerdo a las estadísticas me perfilé como el torero extranjero que más corridas ha toreado allí, y año con año sigo vigente en territorio mexicano. Sin embargo, en Colombia no tenía importancia.

“¿Por qué no me tuvieron en cuenta?

“Porque hablo, y digo lo que no me gusta y lo hago a la cara sin eufemismos. No me ando con rodeos ni hablando por la espalda de las personas.

“Si estos nuevos empresarios, o encargados de las plazas no me conocen, eso ya no es mi problema, si están en el ambiente del toro deben saber quiénes son los toreros de su país y darle el respeto que se merecen ya sea por su trayectoria o por el simple valor que la profesión otorga. Los empresarios son los primeros que deben estar actualizados y tener en cuenta a quienes siguen activos y hacen campaña pues son ellos los que mantienen vivo el espíritu de la Fiesta.

- ¿Había un segundo festejo programado?

“Sí, en la plaza de Popayán y éste caso es más curioso. Nos pedían además de los requisitos citados anteriormente, llevar los contratos del ganadero y de los toreros. Hasta fotografías tenemos de los toros que se iban a lidiar. Si los anteriores llevaron estos contratos, quisiera que me los mostraran.

“La persona de Popayán a la que se le tenía que hacer el depósito y da el primer permiso es el doctor Álvaro Orlando Grijalva Gómez, quien manifestó buena intención, y por lo poco que he escuchado de él, sí es taurino y ha puesto mucho interés para que se diera el espectáculo.

“La carta debía enviarse al secretario de gobierno municipal, el señor Ricardo Andrés Montilla, y de ahí tendría que llegar a manos del alcalde, el Dr. César Christian Gómez Castro.

“Este señor Gómez Castro hace caso omiso a la petición. Pasan las semanas sin respuesta alguna y sin posibilidad de asistir a una cita con él. Así se van cumpliendo los términos y el tiempo para la restauración, ya que al igual que la plaza de Palmira, el recinto de Popayán está en condiciones deplorables.

“Y para entender la situación nos enteramos que al alcalde no le gustan los toros, es un supuesto defensor de los animales, y por ende se convirtió en otra piedra para la realización del evento.

“Es nuevo tropiezo que se debe al gusto particular del alcalde, y no al bien común que debe primar sobre el interés personal, lo que implica una violación al artículo 26 de la constitución dónde se salvaguardan las ocupaciones, artes y oficios, las cuales son de libre ejercicio, tales como la actividad taurina en el territorio colombiano. Pero al parecer, las artimañas políticas para dilatar los términos y que se venzan las fechas del espectáculo que iba a darse el 8 de enero, terminando Cali, han surtido efecto.

“¿Entonces que hace uno?...- se rinde ante todo este protocolo y ante este tipo de personajes, que seguramente, siempre tendrán que decir: ‘… que ellos no sabían…’, ‘… que eso es mentira…’. Por suerte se ha enviado una carta al procurador delegado para los entes territoriales en cabeza de la Unión de Toreros de Colombia, dónde se solicita su intervención en éste caso. El documento será anexado al final de la entrevista.

“Bueno, así están las cosas. Ya con las corridas compradas, tenemos que echar adelante el proyecto y las lidiaremos en una plaza portátil en mi región, para continuar promoviendo la Fiesta e impulsando los nuevos talentos y que no desaparezca el arte de la lidia que tanto nos apasiona”.

- ¿Qué piensa de la fiesta en Medellín?

“Por ahí escuché que el señor Santiago Tobón Echeverri, de Medellín, ha sacado unos carteles, que hasta una caricatura le han hecho dónde se ve como el mártir y el Salvador de la Fiesta. Diciendo que quien necesite la plaza, bien pueda, él se la facilita. Hablando como si fuera de él, cuando la plaza de Medellín pertenece a una Fundación. Él cree que está haciendo un favor, cuando es un deber mantener activos los recintos taurinos. Santiago Tobón, ha sido uno de los causantes de que la Feria de Medellín esté así, lamentablemente”.

- ¿Ha tenido diferencias con la administración en Medellín?

“Yo sí protesté en mi momento, por eso no me quieren. Protesté en el año 1994, cuando el mismo señor Santiago Tobón, me cerró la plaza de toros de Medellín, cuando iba a dar una corrida de toros de Don Ernesto González Caicedo, Toreábamos José Antonio Campuzano, Gitanillo de América, y yo. Pero el señor me cerró la plaza.

“¿Por qué?, porque le dio la gana, no había ninguna razón para hacerlo, le puse una acción de tutela, y el mismo día que se iba a realizar la corrida, tuvo que abrir por fuerza, porque así lo dictaminó la ley. Tuvo que ir la policía para abrir la plaza. Le dije que le iba a ganar el pleito, y se lo gané.

“Ahora que no esté diciendo, Santiago Tobón, que ha colaborado con la Fiesta. En este momento se jacta de decirlo, porque la ve como está, pero que recuerde en 1994 lo que le hizo a El Dandy. Y después se fue a España a difamarme, hablar sandeces y a decir cosas inciertas, porque ninguno ha tenido la hombría de decírmelo en la cara. En sus reuniones sociales y con sus ‘whiskicitos’ sí hablan de todo y de todos, pero porque no están presentes. Tengo testigos de todo lo que dijo sobre mí en el Hotel Meliá Castilla. Es natural que estuviera molesto porque le gané legalmente.

“Para refrescarle la memoria, esa plaza la solicitó, quien me representaba en aquel momento, el señor Pillayo, (QEPD), un banderillero que iba con Pepe Cáceres y que se dedicó al tema de representación. Como se puede observar, esto no es nuevo, ha sido de toda la vida.

“Y cuando estuvieron en la época gloriosa y eran los mandamases ellos eran los que obstaculizaban por todos los medios para que la gente que quería mantener los recintos abiertos no diera espectáculos; Entonces, ahora de qué se quejan si abren una plaza cinco días al año para dar un espectáculo taurino. Eso es lo que han hecho con las plazas de nuestro país, abren para ferias de cinco días, otras de ocho, después se cierran y para nadie más.

“A mi parecer los festejos pueden ser negocio todo el año y por supuesto, que se contraten las ganaderías con toros bien presentados, con trapío y clase, cosas muy profesionales, como se hace en España. Pero no estoy de acuerdo con que las cierren, y que ellos decidan, pues si otra persona va a organizarlas, debe existir respeto y libertad para escoger las ganaderías y los carteles que desee presentar a la afición.

“Ellos quieren meter la mano para conservar su status de poder, pero las mafias se les han desbaratado. Los ganaderos antiguos la mayoría han pasado a mejor vida, y han quedado

Sus hijos y les ha tocado adaptarse a las circunstancias y seguir con el tema. Unos tendrán el conocimiento necesario para estar en el medio taurino, otros ni idea, pero el caso está en los que manejan esto”.

- ¿Qué piensa de la tradición taurina en Manizales?

“Manizales, gracias a Dios conserva la tradición y sin lugar a dudas es la primera Feria de Colombia, digna representante de la fiesta brava. La labor del señor Juan Carlos Gómez es realmente significativa y gracias a la promoción y difusión ha logrado consolidar a Manizales como el epicentro de la cultura taurina en nuestro país. La Plaza de Manizales nos oxigena trayendo cosas buenas, dando unas ferias bonitas, unos carteles atractivos y un verdadero gusto por los detalles y gestos de la lidia, pues ante todo, es su público quién expresa la pasión por el arte”.

- ¿Qué opina acerca de la reapertura de la Plaza de toros La Santamaría?

“Esperemos que Bogotá, después de cinco años sin actividad taurina sepa valorar el esfuerzo que se realizó para reivindicar el derecho de las minorías y el respeto a la afición taurina que representa la tolerancia a las diferencias, tanto sociales como culturales. Ésta lucha en cabeza del señor Felipe Negret ha tenido gran impacto en las esferas políticas y por tanto la afición espera que el fruto de ésta sea digno y de peso.

“Un detalle para no olvidar es la huelga de hambre de los novilleros que expresaron su amor a la profesión y una profunda entrega, por lo que merecen la oportunidad de participar en las novilladas que programe la empresa. Aquí lo importante es que funcione y que se superen los retos que genera un cierre injustificado.

“No hay más que decir y aclaro que estoy dispuesto a responder a los aludidos personalmente, o con la prensa en medio, porque en mi declaración no he calumniando a nadie”.




Explorar artículos
Artículo anterior Triunfo de Angelino en Duitama José Luis Angelino triunfa en Villapinzón Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo