Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
Reportajes > Rumiquincha la encastada bravura ecuatoriana

Rumiquincha la encastada bravura ecuatoriana

Publicado por José Mata el 8/10/2010
Rumiquincha la encastada bravura ecuatoriana
[José Mata] Una interesante experiencia es la que hemos vivido el pasado 28 de septiembre, durante nuestro viaje al Ecuador, en la ganadería de Rumiquincha, propiedad de Doña Amparo Valdivieso Escala.

Situada en Cusubamba, provincia del Cotopaxi, a tres mil cuatrocientos metros sobre el nivel del mar, cuyos toros lucen la divisa en color verde, y con una antigüedad que data desde el 5 de diciembre de 1979.

Justamente ahí, han estado los matadores Guillermo Albán, primera figura del toreo ecuatoriano, con su colega mexicano Guillermo Martínez, quienes han examinado a seis hermosas vaquillas que han aprobado con las máximas calificaciones por su encastada bravura de noble embestir.

Largas series donde el buen gusto, arte y sentimiento de ambos toreros, han dejado trazos de enorme belleza, y las vacas, mostraron emotividad, recorrido, clase y calidad, para convertir esta experiencia en una inenarrable tarde.

Antecedentes

La Ganadería fue conformada con vacas importadas por Lorenzo Tous, de procedencia Pinto Barreiro, el señor Tous al liquidar la ganadería, parte en cuatro lotes, uno de los cuales es para Rumiquincha.

En la Feria de Quito de 1973 se indulta un toro de Martínez Gallardo, procedencia Atanasio Fernández, este toro padrea a un lote de vacas escogidas en una retienta por Domingo Domínguez, no tuvieron que pasar muchos años para conocer un excelente resultado en las ferias de Quito de 1981, 1982 y 1983, así como en Riobamba. En los últimos años han padreado toros de Osborne, teniendo en la actualidad muy buenos resultados en novilladas.

Manjares gastronómicos

Después de haber conocido la ganadería, sus empadres, y haber disfrutado una gran tienta, doña Amparo nos distinguió con exquisitos manjares ecuatorianos, un locro de papa de rechupete, y un estofado con carne brava que fue de interminable exquisitez. Dentro de la plática nos comentó que ha venido a México, ha vivido en México... y ama a México. Especial cariño ha fomentado por la familia Solórzano, y nos comentó la admiración y respeto que tiene por el ganadero don José Chafik Hamdan Amad.

A unos 2 grados sobre cero, pero con una chimenea que daba calor por esa madera que constantemente jugueteaba con el fuego, nos retiramos de tan mágico lugar, habiendo tenido inmejorable anfitriona en la persona de la gran ganadera doña Amparo Valdivieso Escala.




Explorar artículos
Artículo anterior Benavides... “La asolerada cabaña brava de la frontera en Mexico” Lorenzo Sánchez viene a parar el reloj Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo