Próximos Carteles
Julio 2019
Add event Envíar evento
M T W T F S S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Facebook Fan
Los Dardos del Bardo > Que lo que nos gusta, nos gusta y lo que no, pues no

Que lo que nos gusta, nos gusta y lo que no, pues no

Publicado por Bardo De La Taurina el 11/7/2019
Que lo que nos gusta, nos gusta y lo que no, pues no
Comenzaré por publicitar que ésta columna no cuenta con servicio de alquiler aquí no tenemos marchantes a quienes alquilarles magnavoces, estampitas, letras melcocheras, pero no por ello somos ajenos a lo que se le ha dado por ofertar como ‘Apoyos Publicitarios’...

...y decir que esta práctica existe de ida y vuelta, porque también hay quienes la solicitan, los que nada tienen que ver con la respetada, reconocida y admirada función de la Publicidad, la que las empresas contratan en las secciones de los avisos oportunos de los periódicos, en las webs o portales y desde luego en los departamentos de los medios, con voz e imagen, ya que andamos por este lado de la banqueta siempre he pensado que sería muy justo y hasta beneficioso, que los grupos de resonancia nacional los que invierten en el otorgamiento de reconocimientos de peso y categoría, distinguen a quienes se han destacado durante la temporada o feria, preseas que con gran suntuosidad, como es la Fiesta misma, se entregan en salones de postín con presentadores, prensa, invitados, canapés y vino, lo que es parte de la importancia de los galardones, volteen a ver la arista de la Publicidad y que de alguna manera se reconozca a los anuncios y a las campañas más relevantes de la temporada, premiando a los creativos.

Con esto ligo que lo que se injerta hoy en día en las redes sociales, desde antes de éstas, ya existía y es conocida como y que no tiene más guasa que dentro de una publicación de las profesionales se tome tendencia a favor de quien paga porque se le mencione ya sea en forma velada, de pasadita o descaradamente cobera, hoy esto se ha ampliado a los amateurs, a los entusiastas y a los exhibicionistas refriteros pero en fin, si hay quien juega a ser toreador ¿Por qué no habría de haber quienes jueguen a ser comunicadores?, máxime en este país donde un mesías destornillado que no es más que un aprendiz tratando de “Madurar”a la venezolana, se asume como predicador de la ineptitud rayando ya en la dictadura en la que se sostiene gracias a la turba de inconformes sociales a los que les dieron cuerda los que le antecedieron. ¡Help!

Existen otro tipo de exposiciones más abiertas y por ende transparentes donde se hablan margaritas de tal o cual persona, tema y empresa, en lo que se conoce como y que son fácilmente identificables en sus diversa modalidades, las cual en determinados medios aparece incluso con un tipo de fuente o resaltado que indica que eso está pagado, o salen al aire dentro de los cortes comerciales e incluso se han oficializado en un concepto conocido como “Las Mañaneras” donde el “ganso” cuenta con quien le ponga a modo, la pelota (pregunta).

Los viejos lobos de mar del tendido de esto saben un rato largo, han visto desinflarse más globos que un domingo en la alameda, pero también me dirijo a usted nuevo o joven aficionado, que nos han preguntado si lo que aparece en las redes sociales (que parecen sucursales del incensario de la Catedral de Barcelona) , son guía como pa’ formarse un criterio, las respuesta siempre será en el sentido de que la Publicidad agarrada de la mano de la Mercadotecnia, tienden a vender, pero nunca será garantía totalitaria y menos en política donde hasta un presidente les vendieron a los incautos, así en los toros, como con las canastas de fresas que ofrecen a la orilla de la carrera de Irapuato, que no por estar exhibidas significan que sean las mejores para todos los paladares, mire usted quienes escriben elegante que son muy pocos nos dirían que el toreo es apreciativo y subjetivo ¡Bien Dicho! más el Bardo burdamente dice; Que lo que nos gusta, nos gusta y lo que no, pues no.

Más dentro de todo en la vida hay niveles y hasta donde he visto, me he informado y me han comentado, hoy salvo dos casos de novilleros mexicanos que se están haciendo en España y que son Diego San Román e Isaac Fonseca, con el subrayado de Héctor Gutiérrez, los que andan aquí, ahí van, sin que ninguno mueva la cabeza más que otro, es decir la novillería en este momento está atravesando por un nivel estándar, con una salvedad como en todas las épocas ha habido y es la de un novillero de características muy singulares como esa que hace diferente a las perlas negras y al que hay que darle un tratamiento distinto hecho a la medida y mirarlo de diferente manera porque si llega a cuajar ¡aguas! se llama José María Mendoza y recalco éste sí marcaría diferencia, no estoy asegurando que vaya a ser una figura peldaño este que hace décadas en México se extinguió, pero de que Mendoza es esperanza sui generis es una realidad.

En Arroyo, el arroyo va…
Más por todo lo anterior es muy interesante lo que en breve va a presentar la Plaza de Toros de Arroyo porque prometen en el menú, que de por sí en el feudo de Tlalpan es de sabores atrapadores, calientitos, picositos sin que falten los dulzones en los postres, lo medular vendrá con nombres avispados de toreros que no se pandean, al alimón con los de la nueva cosecha que no por tiernos se vaya a pensar que no están en su punto y eso es atractivo, las compuertas se van a abrir a partir del sabadito 20 que promete ser sabrosón, los novillos con sus apellidos igual unos de abolengo, otros que ya son garantía, sin que junto a ellos falten los de sorpresa, los festejos serán los sábados como allá, ya es costumbre, en el horario telonero del medio día que es el de las 12 pa’ que a partir de él se retraten ante su fe católica los creyentes y los arrepentidos y ya con todos purificados, a la una ¡Que suene el mariachi! ¡Y a darle que es Mole de olla! ¡Venga Toreros!

Desde luego la publicidad inherente será desplegada en los medios óptimos que considere la empresa, la que hay que decir está conformada por quienes de esto entienden, que eso en el toro es lo mínimo que hay que exigirle a los emprendedores y sólo a quien se vaya a sentar en la silla del juez de plaza que lo será nuestro lector Ruiz Torres solicitarle que recuerde que siempre un novillo bravo es digno de todo respeto, como pa’ que por un mantazo o tres pases de troquel le moche al burel las orejas y se las regale al novillero en turno, (que porque disque eso es un apoyo pa’ su carrera) que eso es tanto como cortarle al maratón la distancia pa’ que los que carecen de facultades o los que no se prepararon bien, la terminen con solo abrocharse los tenis.

Psss, pss…
A la Fiesta hay que ir y gozarla, mientras ella ofrezca lo que valga la pena, que pa’ eso cobra y cuando eso suceda, de víctima atacada y quejumbrosa, pasara a señora orgullosa.
¡Ahí! les hablan; empresarios, ganaderos, toreros, apoderados… a quienes les quede el saco, en su conducta está volver a hacer y ser Fiesta Brava.




Explorar artículos
Artículo anterior ¡Nada de qué representó a México! Pamplona, letras, música y pintura Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo