Próximos Carteles
Diciembre 2019
Add event Envíar evento
M T W T F S S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Facebook Fan
Los Dardos del Bardo > En los toros ¿funcionan las redes sociales?

En los toros ¿funcionan las redes sociales?

Publicado por Bardo De La Taurina el 28/11/2019
En los toros ¿funcionan las redes sociales?
Hace unos días en ‘Au Pied de Cochon’ sitio de lujo dentro del ‘Hotel Presidente Continental’ en Ciudad de México, por dónde pasan todas las figuras de la torería y de la gitanería, como apenas lo hizo “El Cigala” hace unas horas,

se encontraba un tío de esos que ya caminan lerdo, estando consciente de ello, pues aunque está en la ruta de los ochenta, sabe que no llegara a ellos, por una razón muy válida, y es que dice no tener humor pa’ arrastrar la cobija, esto lo dice mientras las manecillas se angulaban indicando las tres de la mañana sobre la escultura de ‘Los Triángulos’ que mira al Paseo de la Reforma gracias a la genialidad del inmenso escultor tapatío Ernesto Paulsen, a quien entre otras obras se le debe la ‘La Cruz’, el ‘Sagrario’ y las ‘Llaves’ de la nueva ‘Basílica de Guadalupe’, recuerda el viejecillo haberle servido al maestro Paulsen en su primer taller público el que tuvo en el ‘Pasaje Jacaranda de la Zona Rosa’ donde tomaba café en compañía de su paisano y genio “Chucho” Reyes Ferreira quien decía algo así -una pintura como una faena si no trasmite el mejor ruedo para admirarla es el del cesto de la basura- y agregaba el Arq. Mathias Goeritz -pero como todo en la vida el equilibrio es lo que soporta las grandes obras-, sin duda una lección de pintura y de escultura dictada por figurones.

El que lleva la voz rememora que a él, el talento no se le dio y por eso solo le alcanzó pa’ trazar la vida urbana y popular de tres personajes: Justo Bendito de la Cruz Yoltic, el Bardo de la Taurina y Cirilo Cruz, (Qué no son seudónimos) de los que dice; le salieron irrespetuosos, se brincan las trancas, gozan de mucha más identificación que su creador y como criaturas sin alma, que lo son, no creen más que en lo que ven y uno de ellos dice, ver una fiesta como los anillos que diseñaba Ernesto Paulsen, pa’ el gusto del que los pagaba, que en el caso de la Plaza México no es el público, pues si fuera así ya hubiesen quebrado. Y no creo que ande errado, pues por algo las dos últimas administraciones han sido poderosos consorcios que saben malabarear el dinero de los gajos de su balón.

Aunque ¡Claro que se paga! Por ver lo que no se ve y siendo así, se podría pensar que el público está siendo estafado, lo que nos llevaría a entrar en los asegunes y hasta tomar partido, cuando lo que se debería de tomar en cuenta, es, que hoy, lo que rige es algo muy diferente a lo de ¡Qué tiempos aquellos, Señor Don Simón! donde pa’ llegar a la Plaza México a torear se tenía que haber hecho hartos méritos en provincia, en España o en Sud América, con triunfos en serio, nada de actuaciones decorosas en pueblos polvorientos, ni orejitas vírgenes (tiernas) que por lo general son dudosas, otra modalidad se da a semejanza de algunos restaurantes finos donde el aperitivo que vendría siendo la primera oreja, va por cuenta de la casa, y la más trillada es esa de que; la solo estocada valía la oreja, si así fuera váyanse al rastro, a la plaza se viene a ver torear.
Y si esto lo aplicamos al corte de caja del primer mes de actividades de la Temporada de Invierno, en el coso grande, pues el balance inclinara los platillos sin fuerza en el número en el que solo se destacó Arturo Saldívar, por parte de los de acá, porque no me vengan que la orejilla que por ahí le dieron a un joven apellidado Hermosillo, fue triunfo, desde luego sin contar las gotas de la fragancia Morantina y lo que Ginés Marín dejo ver de lo que trae adentro que es mucho… ¡Cuanta Miseria!

Diciembre aparte de darle la bienvenida el 1ro. del mes con boletos caros que ya pusieron a chillar a los plañideros profesionales, lo hará con Enrique Ponce y con el nuevo heredero Pablo Aguado, el mes habrá que partirlo en un antes y un después de Las Posadas, pues en ese tramo que abarca hasta el 15 de diciembre se dará el cartel de triunfadores de la primera etapa de la temporada, festejo que se montara el 22 de diciembre, hablar más allá es futurismo, lo que sí es presente y se debe de juzgar sin mácula de coba, es lo que vayan hacer los mexicanos de los cuales, dos por prometedores “El Galo” y Luis David y uno por resucitar que es “José Mauricio”, puede estar el soufflé de caramelo, de ahí en fuera no va haber más sorpresa que una concha sopeada, los extranjeros tendrán todo pa’ arrasar; Ponce, Aguado, Castella, Ureña, Roca Rey, “El Fandi” apareciendo comprimidos en quince días con ganaderías que tiene con qué no causar lastimas.

Si le late el menú ahí está y si no, recomiendo que compre un libro dominguero cuyo título es ‘Linchamientos digitales’, de la autoría de Ana María Olabuenaga, quien es la autora de la frase publicitaria ‘Totalmente Palacio’, en la portada trae un teléfono celular estrellado ensangrentado, una verdad cruda sobre esos aparatos que encuban lo que el señor Presidente llama ‘las benditas redes sociales’ y que también podrían ser llamadas ‘las malditas redes sociales’, ya fuera del libro en lo meramente taurino, se ha visto que influyen un poco menos, que quien sabe, ¿ejemplos? ¡puff!; A través de ellas se pidió que no vinieran a la temporada determinadas ganaderías light, las que ya vinieron, se pidió la inclusión de “El Juli” y de “Pepe Tomy” lo cual hasta hoy no lograron, se pidió le firmaran un contrato al matador Garza Gaona, lo cual no lograron, se pidió no le dieran pa’ lante al asunto de la prohibición de los festejos en Cancún, lo cual tampoco lograron… esto en el último mes, ¿no será tiempo de que los taurinos desorientados, no los serios y enterados, vayan recapacitando sobre la efectividad de las redes sociales?, ¿o será que en determinados casos, quienes piensan que su verborrea es interesante en realidad es muy ojona pa’ paloma?

Reconocimiento
Y es obligación, información y además con mucho gusto reconocer que los últimos días dentro de la marejada que salpicó las redes sociales con más emotividad que efectividad de lo que terminó denominándose el caso G G (Garza Gaona) estuve las 24 hrs. de todos los días al pendiente sobre el tema, sobre lo que en las redes sociales se escribió y puedo decir a ustedes que sin lugar a duda y no como dijera el tango por una cabeza, sino por toda una cuadra lo único que vi y escuche pa’ enchinar el cuero y que no se va ir en el viento del olvido, salió de las letras, inspiración, conocimiento, emoción, finura, efectividad y cordura de un personaje llamado Jorge Tinajero, aquí sí ¡A ponerse de pie! La pieza retórica es una faena que comienza con el abrir de la puerta de toriles donde Don Jorge además ha sido una figura de la Plaza México y termina con las lágrimas hasta los gavilanes.

Independientemente del lado que usted haya tomado partido en esta aventura, que entre otras cosas tuvo el dividir a los aficionados, de ello vale mucho la pena escuchar; el poema, la retórica, el discurso, la oratoria, la pieza, con el que Jorge Tinajero la bordo, búsquela usted está en las redes sociales y una sugerencia, cuando vea en las marquesinas anunciado el nombre de este artista, vuélquese en su encuentro, como deberíamos de hacer el próximo 7 de diciembre en la Asociación de matadores, ahí, a la vuelta de La Plaza México en donde sustentará una sin duda interesante charla a las 12.30 horas.

Me voy con una cita del autor Tinajero; - “Al toro por las astas, y al hombre por la palabra”





Explorar artículos
Artículo anterior DEL PASEÍLLO AL PALCO DEL JUEZ La Fiesta quedó encuerada Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo