Próximos Carteles
Noviembre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Facebook Fan
Aguascalientes > Noche mágica, noche de arte…noche inolvidable la del festival de dinastías en la San Marcos

Noche mágica, noche de arte…noche inolvidable la del festival de dinastías en la San Marcos

Publicado por Ana Delgado el 13/11/2010
Noche mágica, noche de arte…noche inolvidable la del festival de dinastías en la San Marcos
[Ana Delgado] En la San Marcos, ambiente de fiesta sin igual, noche de arte, noche de torería y magia.

Lleno total, se lidiaros novillos-toros de las ganaderías de Santa Barbará primero bueno , tercero de menores embestidas y sexto manejable, Teófilo Gómez segundo que mereció la vuelta al ruedo, Campo Real cuarto y San Isidro quinto ambos de menor juego, hubo un regalo de Marrón manejable.

Humberto Moro: Oreja.
Fermín Espinosa Armillita: Dos orejas.
Miguel Espinosa Armillita Chico: Pitos y dos orejas en el de regalo.
Ricardo Sánchez: Pitos
Francisco Curro Calesero: Leves palmas.
Luis Fernando Sánchez: Oreja con fuerte petición de la segunda.
___________________

Como una reina en su máximo esplendor lucía la hermosa plaza de toros San Marcos, la añeja plaza de las miles de historias taurinas, se calzo el traje de gala, simplemente preciosa sonreía al ver sus gradas llenas en su máxima capacidad, la noche de este viernes parecía que la gran señora abría los brazos para acoger a los miles de aficionados que asistieron al festival, fue una noche mágica, en la que fluyo el arte, la torería y la pasión.

Y la ocasión no era para menos ya que la señora… la reina, invitó al soberano a su palacio, al Cristo Negro del Encino patrono de los toreros hidrocálidos que llegó en procesión desde su templo hasta la San Marcos en hombros de los toreros actuantes y de los trianeros devotos, su entrada al ruedo fue similar un cortejo real, a paso lento los toreros orgullos cargaban al Cristo y entre las penumbras misteriosas surgían miles de velas encendidas en manos de los aficionados cual si fuesen las estrellas del firmamento que daban la bienvenida al rey.

El cortejo recorrió en redondel entre rezos, palmas y cantes flamencos, posteriormente el Obispo José María de la Torre dio la bendición a los presentes y deseo la mejor de las suertes a los toreros, aquel cuadro de magia y religiosidad quedó plasmado por siempre en el recuerdo y dio paso a otro ritual también de devoción, de misterio y de fe… el del toreo.
Humberto Moro tuvo un astado manejable y de embestidas dóciles en un principio de la faena, mismas que aprovechó a cabalidad para dejar dibujados pases por derecha largos y tersos que fueron del agrado de la afición, luego el astado comenzó a regatear las embestidas y Moro fue tras él hasta extraer el mejor provecho, mató de estocada entera ligeramente caída y así se llevó la primera oreja de la noche.

¡Arte puro, fue lo que surgió del capote y muleta de Fermín Espinosa Armillita! Desde que se abrió de capa fue evidente que lo que vendría después sería inolvidable. Los primeros lances a pies juntos desprendieron aromas caros, luego las verónicas eternas y ¡la media… esa media que encerró todo el arte, toda la escancia de la inspiración y todo lo que se ama del toreo! ¡Así de grande fue! Y la locura del tendido fue enorme, la señora Sanmarqueña sucumbió al olé y seguramente hasta el Señor del encino le palmeo con fuerza.

Lo que le continuó fueron más lances sentidos tomado con suavidad el capote con las yemas de los dedos y el éxtasis total, de muleta pases tersos, mágicos y profundos que fueron parte de un todo, de una faena inolvidable que llegó al alma, vino al final un pinchazo, pero que importaba, lo mejor estaba hecho, la entera en buen sitio y las dos orejas.

Llego el turno de Miguel Espinoza Armillita que tan sólo dejó esbozos delo que nos tiene acostumbrados, no llegó la armonía entre toro y torero y decidió abreviar ante la negativa de la gente que le pito al retirarse al burladero.

Empeñoso estuvo Ricardo Sánchez con el de Campo Real, pero no se encontró del todo a gusto y a pesar de sus deseos no pudo complacer a la afición y también sonó para él la música de viento.

Francisco Curro Calesero esta vez no le sonrió la suerte, estuvo con voluntad pero nada más, desacertado y poco inspirado, aun así la gente le reconoció el esfuerzo y el juez le dio la oreja.

Luis Fernando Sánchez peleó con garra y corazón las palmas de su gente, el de Santa Barbará le dejó hacer una faena de entrega, pases tesoneros y de buena estructura que gustaron a sus paisanos. Valor, condiciones y voluntades se conjugaron en la actuación de Sánchez. Erró con la espada en primera instancia y vino luego una gran estocada, se le entregó solo una oreja ante la evidente inconformidad del público y por supuesto del torero.

Para finalizar la noche de emociones Miguel Espinoza regaló uno de Marrón, con el que destapó el pomo de la esencias en los primeros lances y se ganó la complacencia de su gente, luego otro momento para nunca olvidar el quite al alimón al lado de su hermano Fermín, que desprendió torería pura, los olés de la afición y la sonrisa de Fermincito, el menor de la dinastía que veía desde el callejón lo que su padre y su tío son capaces de hacer.

Con la muleta Miguel compartió el gozó con Humberto Moro, Ricardo Sánchez y Fermín Espinosa, al final el menor de los Armilla, Miguel, mató de estocada entera y se llevó las dos orejas que paseó a lado de sus compañeros.

Para culminar tal noche de pasiones, se le hizo entrega del Cristo de Oro del Encino a Fermín Espinosa y así termió una noche inolvidable y mientras los toreros, la afición y el Cristo Negro en procesión regresaba a su recinto, la señora, la reina, la Plaza San Marcos sonreía satisfecha para sí misma por haber estado de fiesta, de gala, a casa llena otra vez…



Explorar artículos
Artículo anterior Habemus Gobernador Taurino en Aguascalientes Llegó el becerrista español José Antonio Lavado y viajó a España Manuel Gutiérrez Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo