Próximos Carteles
Noviembre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Facebook Fan
Comentauro > De la France d'amour

De la France d'amour

Publicado por Juan Pablo Lagunes el 22/11/2010
De la France d'amour
[Pablo del Toro] Tres domingos tuvieron que pasar para, por fin, ver algo de calidad en el ganado que se lidió en el ruedo de la Plaza México.

El domingo pasado vimos bravura y calidad en cuatro de los seis que saltaron al ruedo, dándole así oportunidad de triunfar a los tres ataviados en oro, aunque sólo uno de ellos la aprovechó.

Fernando Ochoa y Aquellos Años Maravillosos

Fernando Ochoa no es, ni por mucho, lo que hace ya algunos años fue. Ochoa era, sin duda, el mejor ejemplo de toreo vertical. Fernando perdió la memoria, y con ella, la clase y la espina dorsal educada que solía tener. Ochoa, a pesar de siempre portar vestidos caros y finos, dejó de ser un torero de plazas de primera categoría, pues ha extraviado todo tipo de clase de la cual alguna vez presumió. Lo que Ochoa enseñó el domingo pasado en la México no fue nada más que una pegadera de gritos, cites exagerados y cantos tan desafinados como su labor muleteril, que sin querer queriendo y poco a poco han ido desprestigiando su garantía de toreo clásico y empacado.

Tiene temple, y a veces hasta lo usa. Tiene cadencia también, pero él solito demerita su trabajo retrasando la pierna, toreando en escuadra y demasiado lejos del toro. Y es que cuando se endereza, se sienta en los riñones y se arrima un poquito, nos refresca la memoria a quienes alguna vez nos ilusionamos con él. La desventaja está en que ya no es ningún joven para esperarlo, el tiempo cobra facturas y si no se usa a favor termina por dejarte en bancarrota.

Sebastián Castella torea con acento francés.

Es una pena que la afición que acude a la Plaza México sea tan orejista, pues esto impide que disfruten, tanto el torero como el aficionado, triunfos a toda ley. Así le pasó al francés Sebastián Castella, que entre pitos y palmas malsaboreó un sólido paso a convertirse en un consentido de esta plaza. Sebastián aprovechó cabalmente a su primero, y a su segundo, que le negociaba las embestidas, lo convenció parándose cerca de él y ofreciéndole una muleta mandona y poderosa.

Sebastían torea con acento francés, ése acento tan romántico y tan universal que enamora a cualquiera. Unifica gustos y convence a todos, comunica a los tendidos y hay quienes tararean La Marsellesa mientras torea.

Es una pena que haya fallado con el acero, pues nos hubiéramos ahorrado algunas desagradables silbatinas que empañan, querámoslo o no, soberbias actuaciones.

Macías: Al mal paso, darle Manoletinas.

Arturo Macías no corrió con la misma suerte con la que ha corrido en sus anteriores presentaciones en ésta plaza. Esta vez, sus animales en turno no se conformaron con la enorme simpatía y comunicación que tiene con los tendidos. Y es que a Arturo cuando las cosas se le salen de lo presupuestado empieza su crisis, pues en realidad no tiene argumentos suficientes para cargar sobre sus hombros la enorme responsabilidad de ser una de las promesas mexicanas más solidas de los últimos años. Tiene su número bien estudiado, pero cuando las cosas se le salen de control no puede responder con otra cosa que no sean manoletinas, arriesgando más de lo necesario y exponiéndose cuando no hace falta. Se queda en promesa, y no será realidad hasta que no se convenza de que las cosas no siempre se pueden solucionar volteando a los tendidos y pidiéndole a la banda que ameniza el festejo su más reciente sencillo: Pelea de Gallos.

Agradeceré sus comentarios

* Foto: Ángel Sainos.



Explorar artículos
Artículo anterior Orejas vs. Vueltas En la Opinión de Pepe Mata: Una lección que nunca se olvidará Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo