Próximos Carteles
Abril 2021
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Facebook Fan
Comentauro > En la Opinión de Pepe Mata: Casta y bravura como propósito de Año Nuevo

En la Opinión de Pepe Mata: Casta y bravura como propósito de Año Nuevo

Publicado por José Mata el 27/12/2010
En la Opinión de Pepe Mata: Casta y bravura como propósito de Año Nuevo
[José Mata] Inminente está la llegada del 2011, y todos nos hacemos nuestros propósitos para enmendar errores y convertirlos en aciertos, y los aciertos pues a acrecentarlos con el fin de tener un luminoso horizonte.

Por tal motivo, deseo fervientemente, lector amigo, que en este Año Nuevo se cumplan todos sus más caros deseos y se incrementen todos sus éxitos.

En la Fiesta… nuestro más ferviente deseo radica en que algunos señores ganaderos quienes están pasando por una etapa de desajuste, vuelvan al camino de la encastada bravura, no puede ser que veamos un toro dúctil que termina siendo indultado, luego toros descastados y desbravados, cuando nos han demostrado por muchos años, estos magníficos criadores de toros, que son justamente criadores de toros bravos y encastados.

Este último domingo del 2010 en el coso titular de México, la ganadería de San Marcos, que lució ejemplares impecablemente presentados, ha dejado una seria alarma encendida, porque si analizamos a su encierro, encontraremos que pudiéramos pensar que se tratara de una ganadería nueva en busca de definición, pero no es así, y sobre todo porque deriva de la que fuera la ganadería madre San Mateo.

El primero fue un toro que dio facilidades, pero el torero hizo más por lo que se vio mejor de lo que en la realidad fue. Cumplidora fue su comparecencia en caballos con la cara arriba del peto, y tuvo su torero que terminar aprisiononándolo en tablas, para que no huyera y extrajera pases meritorios.

El segundo cuando en caballos fue con la cara alta, pretendiendo quitarse la vara, para que no huyera… se le tuvo que tapar la salida, como el puyazo quedo trasero, al rectificar el picador sintió confianza el de San Marcos, y tras derribar al jamelgo, salió del encuentro en lugar de quedarse a pelear. Se le hizo un quite por faroles tapatíos, en donde dejó ahí todo su fuelle. Luego incierta tuvo la distancia, si el torero se ponía corto se iba encima de él, y si le daba distancia, en ocasiones iba deslucido y con la cara alta, para doblar contrario, y si no llegaba al encuentro, salía buscando la puerta por donde entró. Hubo también que estar encima del burel, y casi en tablas es en donde se le extrajo una serie por la derecha de mérito.

El tercero fue un toro absolutamente peligroso, buscaba herir al torero, desarrolló genio… la casta mala. Manso y con peligro, mal… muy mal.

El cuarto, fue un grandón soso y conforme desarrolló la lidia fue también desarrollando peligro sordo.

El quinto salió con muchas patas, parecía que era el toro ideal, permitió buenos lances a la verónica y un quite muy ceñido por caleserinas. Y cuando se suponía iba a embestir, tras un par de series, cuidándolo para que acudiera, ya no quiso… así de simple, ya no quiso, porque pudo más la falta de casta, y ahí por ese descastamiento acabó todo con un certero espadazo.

El sexto fue otro manso de solemnidad desde que salió. El torero se la pasó buscándolo en todo terreno sin conseguir nada. Fue al final cuando instrumentó una serie por bernardinas teniendo al astado en tablas, que emocionaron al respetable, para luego dejar un espadazo.

Si leemos este comportamiento de los seis ejemplares tan diferente pero todos en el marco del descastamiento y el desbravamiento, y no conociéramos de que se trata de la ganadería de San Marcos, podríamos suponer que estamos escribiendo de una dehesa en busca de su definición; no obstante no es así, y eso es lo que debe tener, desde este festejo, a su propietario, en busca del camino que le vuelve a llevar a la casta y la bravura.

Porque una cosa nos debe quedar claro… la fiesta ni es dúctil ni tampoco es mansa y descastada, por ello le llamamos Fiesta Brava, y eso debe ser.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Foto: Ángel Sainos.



Explorar artículos
Artículo anterior Saldaña Acosta, valiente banderillero La dicha iluminada despidió a Domingo López "Zotoluco" Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo