Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
Comentauro > La Salvación Está en Barata – Gracias y Martirios abren el Año de La México.

La Salvación Está en Barata – Gracias y Martirios abren el Año de La México.

Publicado por Luis Eduardo Maya el 5/1/2015
La Salvación Está en Barata – Gracias y Martirios abren el Año de La México.
[Eduardo Maya] Nuevo “moralazo” en la Monumental. Invito a echar a andar la memoria y veremos que no existe un Juez más lastimoso que Jesús Morales, otrora respetado subalterno, hoy denostada “autoridad”

El tongo de Usía se refleja en un inexplicable Arrastre Lento, cinco orejas y la sensación de que a la Fiesta Brava en la Plaza México se reduce a números donde todo es ganga menos para la verdadera Afición taurina… hasta agotar existencias.

Suprema bienaventuranza es la gracia, la felicidad y prosperidad unidas.

Pero una cosa es tener gracia y otras hacer gracias, nos dicta Alameda en la “Pantorrilla de Florinda”. Tal como ocurre con Usía, el infame Jesús Morales, que de salida para empezar la “Venta Nocturna” de la categoría de la Plaza México, inicia aprobando en la semana y homenajeando este domingo a la “lagartija”, esmirriada, estrechísima, cariavacada, que hace las veces de primero.

No hay razón alguna para aprobarle. Edad, discutible. Trapío, dubitable. ¿Qué más?

Lo peor es que a la cuadrilla, vía Gabriel Luna se aprovecha que no le mira el jefe de filas para lancear a cuerpo de Rey la nobilísima embestida, poco falta para que pegue la media de rodillas a un astado carente de emoción. Así, Horacio Casas está a su aire, gélido. Clava a la antigua, a la pasada, cabalga y cabalga pero no emociona al intentar torear de costado. Cae el toro dos veces por invalid0 y al tratar de matar, falla Casas repetidamente. De su actuación queda solo la división tras fallar.

El homenaje en el arrastre al astado es sin razón y nada lo disculpa.

Sorprende que el Juez devanee y no brinde homenaje al serio, armónico y hermoso castaño de nombre “Cardenal”, desde salida brinda distinta sensación no solo por su capa roja sino por su actitud, emoción no pintada sino real. De ahí la larga cambiada en los medios de José Luis Angelino se coree y dos más, poniendo voluntad al asunto.

¿Pondrá arte?

Baja las manos, evita abrir el compás en los lances y “Cardenal” responde con emoción en el saludo, donde aprieta, y en el caballo, donde pelea firme. Angelino en el quite está breve y medido, alterna y cierra con suavidad la media. El toro no está sobrado de fuerza pero tiene temple al embestir. Lo indicado es potenciar sus virtudes en la brega pero el tlaxcalteca opta compartir tercio con Campos, por derecho, y Sánchez por izquierdo cerrando José Luis por la diestra del toro en momento brillante.

Contrario a lo esperado Angelino comienza a entenderse por arriba con un toro que le pide una de sus originarias virtudes taurinas, la suavidad, y que no enganche. Bueno el inicio, hace notar que el castaño puede elevarse a donde dicte la mano del torero. Pero algo ocurre en José Luis que entre que se ve molestado por el viento y que innecesariamente comienza a acortar distancia pero a alejarse de los medios.

No se da cuenta que la embestida del castaño es auténtico bocado de cardenal, costoso claro, pero valioso. Por ello se atraganta y se ve enganchado en lo corto pese a un muletazo bueno por el lado derecho en donde carga la suerte y rompe la cintura. Aun así, tarda en calentar la faena. La siguiente tanda alberga esperanza y hace a Angelino serenarse pese a chocoso martinete.

Entonces el toreo a la zurda llega.

La mejor tanda de la faena en buena medida porque, aunque enganchado en momentos, Angelino abandona el cincel y toma el pincel de la media altura en naturales completos de aguante, sentimiento y largueza. Desigual sí, pero sentida faena del tlaxcalteca quien sospecho está ansioso de irse tras la espada. Pena porque en las manoletinas “Cardenal” parece mostrar que aun tiene cuerda para más.

Angelino toma una buena estocada, entera al volapié, de la que sale la taleguilla rota. Corta una oreja. Premio justo. E infame cortesía de Usía, una más que lleva a su digna faena al asiento del ridículo porque el toro, ha sido de Puerta Grande más la faena no.

Y seamos claros.

El mérito de “Cardenal” ha sido soportar la exigencia y, pese a su falta de fuerza, no desmerecer sino, incluso, perdonar tanto enganchón y mal trato del torero en un inicio. Cardenalicio linaje del astado de Jorge Barbachano.

Y la corrida no desmerece pese a sus marcados valles de segundo y tercero.

Con el segundo, alto, basto, feo, paliabierto, Víctor Mora se anima, se lo juega en las chicuelinas y pese a dos desarmes por tanto querer pegar firmazos y no sorprender al toro, logra que el manso repita al dejarle la muleta puesta. Un torero de su antecedente técnico, pese a no torear, debe estar aun mejor y no ser desarmado por un bribón como este segundo. Pese al buen espadazo, una vuelta es buena pero ya sabemos que el monedero electrónico de Don Morales lo puede todo.

Oreja al hidrocálido.

En rebaja José López, físicamente descuidado y desaliñado. Desarme y muchos pies es su actuación ante un toro tiene una tanda por el izquierdo. Claro, no se la pudo dar.

Y el siguiente castaño, mal llamado “Toda una Época” -de haber seguido la cardenalicia ordenanza esté debe haber sido “Eminente”- es aun más armónico, más chico que el primero, cierto pero más noble y de mejor condición, permite todas y cada una de las gracias taurinas de “El Chihuahua” con esa figura natural que tanto ha defendido y que tememos decir no replica al torero la finura que el arte demanda y requiere.

Por ello, ante la falta de natural gracia, le queda al de Chihuahua la animosa contrariedad de su torero. Terribles lances para llevar al caballo y aun más artificiosa la zapopina a compás abierto. Y sus pares a cabeza pasada solo coreados por una multitud, ávida de espectáculo que poco cercana está al arte y al sentimiento del toreo, lejos de la graciosa pirueta de los pares del norteño que, claro se receta una vuelta…

No importa recortar a cuerpo limpio al toro.

Este, de tan bueno, no le cobra todas las omisiones en la muleta, es espléndido, carga en su capa la escarlata distinción de los Príncipes de la Iglesia y en su juego la cardenalicio joya que implica el compromiso bravo de su sangre. Por eso regodea desde los muletazos apurados de rodillas y en los pases entablerados donde el castaño va de largo y con suavidad. De los medios ni hablemos… el viento.

Apenas y le torean. Le matan bajo y claro, ustedes lo adivinan, dos orejas.

Llega la protesta, desganada, como si de una lucha perdida se tratara.

Y las porras de amigotes villamelones, como si fuera competencia de secundaria las intervenciones de “El Canelo” con otro castaño que se le va para arriba tras banderillas y al que no le puede y de Salvador López que no ha tenido la mínima intención de que el cárdeno y chico cierra plaza, tardo y agarrado al piso, se arranque.
Para arrancarse el toro, tiene que arrimarse el torero. Y luego quedarse quieto.
Esto no pasa.

Lo que sí ocurre es que la Monumental es ahora la puerta falsa de la graciosa concesión. Y esto lo tienen que aprovechar los que vengan, como decía el celebérrimo Padre Tranquilino Ubiarco allá en el Tepatitlán de la Cristiada, “Hijas, pídanle a Dios que me conceda la gracia del martirio ahora que la salvación está en barata” No lo decía figuradamente.

Ubiarco murió en una encina, martirizado y aun a punto de expirar, limpio en su alma, hizo un milagro a un sordomudo. Antes de alcanzar el cielo. Como los cardenales de la iglesia, las astadas eminencias que visten de escarlata pues dispuestos están a dejar su sangre por su fe e iglesia.

Hay toros, igualmente de capa roja que dejan, por su raza, la vida en la arena.

Ojalá alcanzaran, como Ubiarco, el mártir de la encina, hacer un postrero milagro.

Porque aquí, al menos por gracia divina, hay que hacer ver a los ciegos.

Y vaya que ese sí sería un milagro.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2014-2015. Domingo, 4 de Enero de 2015. Décima Primera Corrida de Derecho de Apartado. Menos de un Cuarto de Plaza en tarde muy fría y nublada con mucho viento durante toda la lidia.

7 Toros, 1 de Rancho Seco (Divisa Caña y Rojo) para rejones, anovillado e impresentable por estrecho, cariavacado y terriblemente cornicorto, de juego noble y extremadamente débil, sin emoción; y 7 de Vistahermosa (Divisa Guinda, Oro y Blanco) Dispareja y variopinta en general. Armónicos los tres castaños lidiados en primero cuarto y quinto sitios, de espléndido juego el muy serio primero y el hermoso cuarto, con viveza en su embestida el quinto acalambrado de la pata trasera izquierda; feo y basto de juego complicado por manso el segundo; inválido el tercero y chico pero con nobleza en la embestida aunque muy tardo el cárdeno claro sexto.

Sin justificación alguna la Autoridad de Plaza homenajea al de rejones y deja inédito en el arrastre al primero, número 195 de nombre “Cardenal” con 500 kilogramos, hermoso castaño veleto y serio por delante, bajo y lomitendido, chincolo, con bravura y nobleza aunque falto de fuerza.

El Rejoneador Horacio Casas, División de opiniones. José Luis Angelino (Marino y Oro) Dos Orejas con protestas. Víctor Mora (Rosa y Plata) Oreja. Pepe López (Rosa Mexicano y Oro con Remates Negros) Pitos. Antonio García “El Chihuahua” (Azul Eléctrico y Oro) Dos Orejas con protestas. Luis Manuel Pérez “El Canelo” (Botella y Oro) Silencio. Salvador López (Sangre de Toro y Azabache) Leves Palmas.

Se desmontera, benévolamente, Christian Sánchez al banderillear a tercero tras haber pasado en falso previamente, este último aun tras haber pasado en falso, como Diego Bricio en el sexto. Fatal con el capote Gabriel y Jorge Luna con el primero. Saludan en el tercio Christian Sánchez y Gustavo Campos tras compartir el tercio de banderillas con el primer espada.

Bien a caballo, Ricardo Morales. Se guarda un minuto de silencio en memoria del picador de toros Ángel Juárez padre fallecido en esta Capital el domingo mismo.



Explorar artículos
Artículo anterior El Cuestazo de Enero – El Duro Cierzo de una Cornada Invernal Dios Perdona la Inocencia – Demonios Sueltos en cierre de año en La México Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo