Próximos Carteles
Noviembre 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Facebook Fan
Reportajes > Benavides... “La asolerada cabaña brava de la frontera en Mexico”

Benavides... “La asolerada cabaña brava de la frontera en Mexico”

Publicado por Redacción el 27/10/2010
Benavides... “La asolerada cabaña brava de la frontera en Mexico”
[Leonardo Guzmán] El 1º de diciembre de 1969, ante las oficinas de la ANCTL, el arquitecto Guillermo Benavides Siller decidió fundar su casa ganadera en Reynosa, Tamaulipas.

Inició su proyecto en el rancho Don Benigno, propiedad de su padre, llamado así en su honor, ya que fue quien siempre lo apoyó.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva
Arq. Benavides.


El interés por la fiesta brava le vino desde muy joven por las publicaciones que llegaban semanalmente a los pequeños establecimientos en Reynosa, donde se vendían y distribuían los periódicos de la capital de México. Entre ellos, encontró una pequeña revista o tabloide capitalino llamado “El Zas” que contenía la información taurina de la semana de la Plaza México, y de El Toreo, el arquitecto lo leía con gran avidez, siendo todavía un niño, iniciando así, su pasión taurina.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

Benavides comenzó con un pie de simiente de 70 vacas y 2 sementales de Gerardo Martínez Ancira quien en ese entonces era dueño de El Colmenar en Jiménez, Tamaulipas, 25 vacas venían con el hierro de “Matancillas” y 45 con el de El Colmenar, así como 2 sementales, uno de La Punta y otro de San Miguel de Mimiahuapam de la línea del bravo Vencedor, que le dio buenos resultados al arquitecto en sus primeros empadres. En 1980 y 1981 agregó también sangre zacatecana y le compró a “Jesús Cabrera” 3 sementales combinándolos en los empadres con 17 vaquillas de Suárez del Real y 2 sementales de la misma sangre Cabrereña, comprados ahora al ganadero zacatecano Don Francisco Suárez del Real que mantenía esa simiente.

Este verano caluros, el Arq. Benavides nos invitó a su rancho para conocerlo y convivir con él en un tentadero. El calor de estas épocas en Reynosa es totalmente abrumador, pero la afición todo lo puede y nos enfilamos en el trayecto, por estas áridas tierras fronterizas, muy cercanas al país del Norte. Al tentadero también estaban invitados los socios de la Peña Taurina “El Toreo” de Monterrey, su presidente el C.P. José Narciso Candelaria, su padre del mismo nombre, el valiente matador de toros regiomontano Enrique Delgado y su chaval Cayetano Delgado, así como el buen aficionado tampiqueño Leonardo Souberbielle, quien hizo el viaje desde Tampico para conocer la dehesa junto con los amigos de la Peña Taurina “REYNOSA” A.C. Carmelita, la esposa del ganadero, quien nos atendió de maravilla y el hijo del ganadero, hoy, futuro de la vacada, el joven Ricardo Jaime Benavides.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

Tres nobles becerras pusieron a prueba la enorme afición del C.P. José Candelaria, guiado en sus entrenamientos bajo el consejo del torero regiomontano Enrique Delgado, quien lo prepara para próximas presentaciones en Festivales de Aficionados Prácticos, el más cercano a celebrarse será en otoño en la plaza Oriente de San Miguel de Allende, Guanajuato. Candelaria se vio con sitio y muy enterado con las nobles becerras.

Tras la capea en el precioso tentadero de piedra que aún conserva el Arq. Benavides, pudimos recorrer la finca, que guarda ese sabroso aroma campirano y taurino de esta frontera y que contiene historia en sus paredes de piedra, recuerdos tan bonitos del hierro de la “B y la cruz” que se marca en los cercados desde que uno arriba a sus potreros. En el estudio del ganadero hay variedad de cuadros, como de su presentación en la Plaza México en la temporada de 1981 con Manolo Mejía en el cartel de novillero y otras corridas importantes en Reynosa, como aquel cartel de tronío con Curro Rivera, el torero-charro Mariano Ramos y Mario Escobedo “El Regio” por allá de marzo en 1979 ó la exitosa presentación en la Monumental de Monterrey, con aquella novillada en los años 70’s en la que se encerró Mario Escobedo “El Regio”, así como la inolvidable despedida de novillero en Cadereyta, de Gustavo Garza con un lleno hasta las banderas del mítico coso Jimenense.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

Ha tenido éxitos importantes, el 30 de julio de 1994, la hoy primera figura del toreo mundial, José Tomás, siendo novillero y Marcial Herce, se llevaron cada uno una oreja en Nuevo Laredo, Tamaulipas. En su última presentación en Reynosa, en el 2002, Gastón Santos, Miguel LaHoz y José Daniel Ayala cortaron sendas orejas en la Monumental de Reynosa, un encierro con trapío que lidió “Benavides” en un mano a mano con su colega y gran amigo, Don Arturo G. García, lidiando dos toros. El Profe y Papito fueron los dos últimos y sensacionales astados que lidió el Arquitecto Benavides en Reynosa, su ciudad natal, y que destacaron por su gran fijeza y nobleza inigualable, muy al estilo de su sangre ‘Cabrereña’.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva
El Profe y Papito.


Finalmente caminamos por los potreros, donde se preparaba una bonita novillada, vimos ‘galanear’ al semental y orgullosamente en el cielo se reflejaba el hierro de Benavides al caer el sol, en el casco de esta hacienda fronteriza en donde se remarcaba solemne e imponente el hierro de la “B y la cruz”. Benavides se fundó por allá de 1969 y sigue en pie de lucha por conservarse aún con aquella sangre zacatecana de Jesús Cabrera y Suárez del Real que la formaron, y aún quiere remarcar los triunfos a futuro, por los importantes cosos norteños del país.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva


Explorar artículos
Artículo anterior San José de Buenavista, sangre brava mexicana Rumiquincha la encastada bravura ecuatoriana Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo