Próximos Carteles
Noviembre 2020
Add event Envíar evento
M T W T F S S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Facebook Fan
Guadalajara > Gerardo Adame, demostró una vez más que es el pilar de la novillería en México

Gerardo Adame, demostró una vez más que es el pilar de la novillería en México

Publicado por Edgardo Levy el 3/10/2010
Gerardo Adame, demostró una vez más que es el pilar de la novillería en México
[Edgardo Levy] Se celebró la última novillada en tarde asoleada. Poco más de un tercio de aforo. Se lidiaron cinco cuatreños y un novillo de Marco Garfias, divisa negro, rojo y naranja.

Salvo el primero que dio buen juego y que debió haber recibido los honores de arrastre lento, el resto faltos de casta y algunos con peligro.

Oliver Godoy.- Al tercio con división de opiniones y al tercio.
Gerardo Adame.- Oreja y al tercio con dos avisos.
Carlos Rodríguez.- Silencio tras aviso y leves palmas tras dos avisos.

Incidencias: Un par de salidas al tercio del extraordinario subalterno Luis Felipe Kingston, por cuatro pares de poder a poder. También se destocó el michoacano Francisco García hijo.

La Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros no envió puntillero, por lo que se tuvo que improvisar a uno de los subalternos, que por cierto estuvo fatal con la puntilla.

_________________________

El novillero de la tierra, Oliver Godoy, regresó a Guadalajara, ataviado con un terno en grana y oro. Su primer toro, Minuto, con 430 kilos. Liga cinco verónicas, que remata con media. Exceso de castigo a Minuto, muy buen quite de Gerardo Adame, por ajustadas chicuelinas. Después de brindar Oliver, al respetable, faena a base derechazos y tres tandas al natural. Toreo variado con vitolinas, capetillinas y culmina con bernardinas. El novillo con clase y recorrido a pesar de la abundante sangrado que tuvo después de la suerte de varas. Gritos de toro, toro. Después de pinchar en hueso dejó un pinchazo hondo, que terminó con los días del de Marco Garfias. Aplausos en el arrastre a los despojos y salida al tercio al tapatío en medio de división de opiniones.

El cuarto del encierro fue bautizado con el nombre de Guti, al que se le aplaudió de salida. Pesó 450 kilos. Con el percal, sólo logró Oliver, una revolera. Desorden en el tercio de varas. El piquero Rodolfo Chávez, recibió un llamado del palco, por castigar después de haberse ordenado el cambio. Inició Godoy con pases por alto. Con la derecha logró tres tandas y el mismo número al natural. Desgraciadamente nunca conectó con los tendidos como él y la afición lo deseaban. El novillo, se quedaba a la mitad de los viajes y en ocasiones concluía con la cabeza alta. Dos pinchazos y casi entera de efectos prontos. Al tercio fue sacado el de la tierra.

Con un terno en sangre de toro y pasamanería en negro, partió plaza el de Aguascalientes Gerardo Adame, su primer astado, Cebollo, con 420 kilos, hizo de salida cosas extrañas, que no permitió al hidrocálido realizar su mejor toreo con el percal. Después de brindar al público, inició su labor con pases por alto, que remató con soberbio trincherazo. A base de insistir y sobar a Cebollo, logró Adame, dos buenas tandas con la diestra y cuatro con la siniestra. Un desdén para cartel y una dosantina. El muchacho, prácticamente lo hizo todo Después de un pinchazo, una entera. Silencio en el arrastre y una oreja, que tuvo que guardarse, porque un sector del público la protestó. Después, una triunfal vuelta al ruedo.

Saltó a la arena el quinto, de nombre Coyote, con 470 kilos. Un autentico coyote matrero. Verónicas de salida, rematadas con revolera. Luis Fernando Sánchez, su apoderado, antes de iniciar la faena muleteril, le dijo: con muchas ganas, todo lo que le hagas. Pases de tanteo, naturales con poderío ante un peligroso Coyote, difícil de acometidas, que salía con la cabeza suelta y que en ocasiones huía. Auténticos forzados de pecho y para concluir una faena por la cara, que los más exigentes, reconocieron. Media tendida sin efectos, dos pinchazos y tres cuartos delantera. Fue obligado en medio de una gran ovación, al salir al tercio. ¡Vaya novillero!.

De rosa y oro, vistió en su segunda tarde en El Nuevo progreso, el potosino Carlos Rodríguez. El tercero de la tarde, se llamó Cheris, con 420 kilos. Nada con el capote, ante las cosas extrañas que hizo el animal. Pases de tanteo y en el centro, consiguió hasta cinco tandas y dos con la izquierda. Acometidas de un toro soso y sin transmisión. Poco le agradecieron los aficionados su labor. Pinchó en cinco ocasiones y concluyó con delantera caída. De las alturas se escuchó un aviso y leves palmas al potosino, cuando se dirigió al burladero de matadores.

Con el sexto Carmelo, con 450 kilos, aplaudido al salir de chiqueros. Verónicas y media. Quitó por chicuelinas que remató con una templadísima larga. El de Marco Garfias, inició la última etapa de la lidia con motor, revolviéndose en un palmo de terreno y terminando cada pase con la cabeza alta. Voluntad y algunos aislados pases con ambas muñecas Cinco pinchazos y una entera. Ya se había escuchado un aviso, el puntillero levantó a Carmelo, para escucharse el segundo llamado del palco.

Los aficionados despidieron con aplausos a los tres novilleros al despedirse de la autoridad y retirarse del ruedo tapatío.

Fotos: Guillermo Sierra.




Explorar artículos
Artículo anterior Sólo cuatro corridas anuncia Espectáculos Taurinos de México, para iniciar la temporada formal Morante, Castella, Hermoso de Mendoza y Barrera, actuarán en El Nuevo Progreso Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo