Próximos Carteles
Junio 2017
Add event Envíar evento
M T W T F S S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Facebook Fan
León > Corrida histórica en León

Corrida histórica en León

Publicado por Comunicado el 3/2/2013
Corrida histórica en León
Con casi lleno en los tendidos se celebró este sábado 2 de febrero la penúltima corrida de la feria de León. Un festejo memorable en el que dos toros de Fernando de la Mora fueron indultados por Arturo Saldívar y Diego Silveti, paseando ambos sendos rabos. También paseó los máximos trofeos Juan Pablo Sánchez, protagonizando junto a El Payo una corrida histórica.

Se lidiaron nueve toros de Fernando de la Mora, el noveno de regalo. Fueron indultados séptimo y octavo. Al cuarto se le dio la vuelta al ruedo. El resultado de los toreros fue el siguiente: EL PAYO, silencio, gran ovación y oreja en el de regalo; JUAN PABLO SÁNCHEZ, oreja y dos orejas y rabo; ARTURO SALDÍVAR, oreja y dos orejas y rabo tras indulto; y DIEGO SILVETI, vuelta al ruedo y dos orejas y rabo tras indulto.

Memorable actuación la de Diego Silveti en León, aunque la espada fue la culpable de que a su primer toro no le pudiese cortar el rabo después de una labor rotunda desde que recibió al toro con el capote, hasta el último momento de la faena de muleta. La de Diego fue una actuación plena de temple y torería, primero al saludar a la verónica al ejemplar de Fernando de la Mora, y después en un quite por gaoneras de compás abierto impresionante por el ajuste y la pureza con la que interpretó esos lances. Con la muleta lo bordó en una faena en la que empujó la embestida del toro con los vuelos muy arrastrados, con lentitud, muy encajado y con un soberbio sentido del temple. Con la mano derecha fueron varias series muy rematadas que calaron mucho en los tendidos, así como una tanda de naturales que pusieron la plaza en pie al grito de ¡torero, torero! Las bernadinas finales fueron otro punto álgido de una de las faenas más redondas de Silveti a lo largo de la presente temporada, aunque, lamentablemente, se precipitó a la hora de enterrar la espada y dos pinchazos y algunos descabellos le dejaron sin los trofeos. Dio una vuelta al ruedo y al toro de De la Mora se le premió con el mismo premio.
Todo eso y más repitió Diego Silveti frente al octavo toro de la tarde, de nombre “Ojos Moros”, al que terminó indultando después de una actuación de verdadero clamor, en la que Silveti se entregó al máximo hasta perdonar la vida a tan importante animal. Redondo con capote y muleta, Silveti estuvo soberbio en todo momento, alcanzando momentos de gran toreo en los que la comunión con el público fue extraordinaria. Con la plaza en pie se produjo el perdón de la vida del toro y las dos orejas y el rabo simbólicos fueron a las manos de Diego Silveti, que firmó en esta corrida una de las tardes más redondas y completas de su aún corta, pero muy brillante y prometedora carrera.

El Payo estuvo muy firme con su primer toro, aunque el animal no le dio opciones de triunfo. Con el quinto la actuación de Octavio García merece un gran reconocimiento, pues estuvo valentísimo y con mucha verdad, recibiendo dos fortísimas volteretas, una de ellas entrando a matar. Se pegó un auténtico arrimón y recibió una gran ovación. Después del gran éxito de sus tres compañeros de cartel decidió pedir el sobrero de regalo, con el que volvió a estar valiente, cortando una oreja.

El primero toro de Juan Pablo Sánchez tuvo clase, embistiendo muy humillado. Lo toreó bien a la verónica, instrumentando una faena con buenos momentos que le valió una oreja. En su segundo, un buen toro de Fernando de la Mora, Juan Pablo cortó el rabo, aunque con ciertas protestas. Sin embargo, la actuación de Sánchez tuvo momentos muy buenos, mostrándose a muy buen nivel, sobre todo a la hora de torear con la mano izquierda.

Arturo Saldívar estuvo entregado con su primer ejemplar, un animal que siempre embistió por dentro y con el que consiguió algunas tandas por el pitón derecho de buen tono. El toro no terminó de entregarse nunca, pero Saldívar estuvo por encima de su condición. Cortó una oreja. Lo mejor de Arturo llegó en el séptimo, “Alegría” de nombre, toro extraordinario, al que también se le perdonó la vida. La actuación de Saldívar fue muy completa, con muletazos muy largos y templados que levantaron un alboroto entre los aficionados, consiguiendo un gran éxito.

Al final se produjo la salida en hombros de Silveti, Juan Pablo y Saldívar, tres de los toreros de la nueva generación de mexicanos, cuyo prometedor futuro y máxima competencia augura lo mejor para la Fiesta Brava en México.



Explorar artículos
Artículo anterior 'El Pana' triunfa con un rabo en León Otra puerta grande para Juan Pablo Sánchez Artículo siguiente
Votos totales: 0
Puntuación media: 0
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo
Publicidad